¡Qué tontas las mujeres de mi generación!, siempre anteponiendo el roll de cuidadoras, por encima de nuestros propios intereses. Creemos que la emancipación de la mujer es un adelanto en nuestros derechos, cuando solo ha servido para que sigamos siendo las que llevamos el peso de la casa, la familia, y además trabajar fuera de casa.

Siempre teniendo que demostrar en los trabajos que valemos más, que nos merecemos ese puesto, que somos las mejores, para que nadie pueda decir que lo tenemos por ser mujer. Ser mujer en pleno siglo XXI sirve para sacrificarnos el doble que cualquier hombre en un puesto de trabajo, para cobrar menos y estar menos valoradas.

Espero que la generación de nuestras hijas aprendan de nuestros errores, y exijan como en los países nórdicos que todo se comparta y entre todos cooperen sin importar el sexo de los miembros de esa casa. Estamos hartas del ¿quieres que te ayude?, no hace falta preguntar, es tu responsabilidad exactamente igual que la mía, por lo tanto no preguntes y hazlo, no te engañes no necesito tu ayuda, necesito tu corresponsabilidad, quiero que compartamos las tareas de la casa porque somos iguales.

Estoy harta de escuchar a algunas mujeres despotricar contra las feministas, con un desconocimiento total de lo que significa ser feminista, que es lo mismo que decir que luchamos por la igualdad entre hombres y mujeres, a los mismos trabajos le corresponden los mismos salarios, independientemente de si es mujer u hombre. A igual responsabilidad, el mismo reconocimiento, pudiendo acceder a cotas de poder igual que cualquier hombre. Y las cosas de casa, que sean algo compartido, algo que hay que hacer entre todos y para todos por igual.

Estas mujeres confunden el termino feminismo con “hembrismo”: “Discriminación sexual, de carácter dominante, adoptada por las mujeres”. Por el contrario feminismo, significa igualdad de la mujer con el hombre en derechos, obligaciones y responsabilidades. Es increíble que gran parte de las críticas al feminismo vengan por parte de las mujeres, y demuestra la poca información que tienen respecto a este movimiento, que no busca enfrentar, ni confrontar a hombres y mujeres, sino de igualar.

Ha sido el movimiento feminista el responsable del derecho al voto de la mujer, del derecho a optar por los mismos trabajos, por los mismos horarios, por poder ser una ejecutiva, una directora de cualquier empresa u organismo. El feminismo es el que ha conseguido todos y cada uno de los grandes logros que se han dado en el mundo en favor de las mujeres. Sólo debemos mirar atrás unos cuantos años y para ver que una mujer no podía tener una cuenta bancaria propia, ni un negocio, ni irse de viaje sola,… ni tantas y tantas cosas sin la autorización firmada de un padre o un esposo. Por esto es tan importante el feminismo, por eso debemos defenderlo y reivindicarlo, aunque sea desde nuestros balcones en esta ocasión.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre