Unidas por una pasión doble, la del feminismo y la del mundo de la vela, un grupo de regatistas profesionales con un palmarés de élite se ha embarcado en un proyecto que enarbola con orgullo los valores femeninos del deporte. De este modo, un equipo de vela de competición a bordo de un barco modalidad monotipo J80, integrado exclusivamente por mujeres y compuesto por seis tripulantes con espíritu joven y emprendedor, tiene un objetivo claro: dar visibilidad a la mujer en un deporte eminentemente masculino para promover la igualdad, así como ejercer de modelo para el desarrollo de otras mujeres y niñas.

La tripulación de este proyecto está compuesto por seis mujeres con un palmarés deportivo de altura: Carlota Massana Teichman, Aina Lleonart Pizà, Águeda Suria Palop, Nuria Sánchez Nomdedeu, Ana Pujol Puyal y Fátima Diz Barreras.

Este grupo se ha autoimpuesto como meta competir en las principales regatas del circuito de la clase J80 en España y en el Campeonato del Mundo. Además, tienen previsto realizar acciones paralelas de sensibilización a través de su presencia en los actos sociales de estas competiciones de alto nivel.

A todas ellas las mueve una tabla de valores que unifican sus propósitos. Por un lado, la superación e integración para aupar la representación femenina en un evento clave en el mundo deportivo español. También se imponen trabajar con esfuerzo y compromiso para alcanzar la meta más alta posible en cada uno de los eventos en los que participen. Una de sus banderas primordiales será siempre la deportividad y competir siempre mostrando los valores de un equipo con juego limpio. Y como último vector, el crecimiento sostenible, sembrando y contagiando los valores de la integración femenina de forma permanente y constante.

El fin de este proyecto de Universo Mujer es conseguir un equipo de regatas totalmente formado por mujeres. Sus integrantes creen que ha llegado el momento de establecer “nuevos referentes, nuevos líderes” porque la mujer “ostenta y es transmisora de importantes valores pero requiere actuaciones que fomenten su posición de liderazgo en la sociedad para poder servir como referente”.

Este grupo de mujeres regatistas apunta que la enorme influencia que la mujer es capaz de ejercer en la vida social y familiar no se corresponde con su posicionamiento en el mundo laboral. “Aún es necesario garantizar un marco de igualdad de oportunidades”, apuntan. “La mujer es capaz de definir metas, planificar y ejemplarizar con un estilo de vida saludable y próspero”.

Las creadoras de esta iniciativa reflexionan en torno al poder de la mujer en el mundo en términos estadísticos, ya que constituye la mitad de la población mundial y en España existen 24 millones de mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cinco =