La izquierda española está compuesta por actores que interpretan un papel al servicio de la derecha de toda la vida a cambio, eso sí, de un sueldo público y privado, desde cantautores, cineastas, escritores, profesores, políticos profesionales y sindicalistas sirven a los intereses de sus amos en un país sin medios de comunicación de izquierdas ni realmente críticos con el régimen, con sindicatos pastores de trabajadores mediante convenios colectivos trampa…

La casta del régimen evaluó el precio a pagar por tener la izquierda cordera y mansa poniéndolo en práctica mediante subvenciones… la contrapartida una izquierda que no cuestiona la monarquía, no cuestiona la cúpula judicial ni tampoco la policial, una izquierda que sacrifica lo público voluntariamente cuando le corresponde gestionarlo, poniendo el máximo entusiasmo… una izquierda atrapada en el guión de la casta, sin otros discursos que los de la  constitución y sus límites, una izquierda a la que no le da ni vergüenza que Jordi Cuixart deba cumplir 9 años de prisión…

La izquierda española lleva casi un siglo fusilada contra las tapias de los cementerios, derrotada en primer lugar por un cruento golpe de Estado que provocó una guerra civil  y en segundo lugar, hundida en su pacto para que todo siguiera, prácticamente igual que antes, en la Transacción de 1978. La izquierda española son, actualmente, actores que interpretan su papel y Madrid es el gran teatro donde actúan.

Respetables lectores, he de confesarles que todos estos comentarios no son míos aunque los asumo desde el primero hasta el último. Su autor responde al nombre de Paco, (cuya identidad no desea hacerla pública), madrileño de nacimiento, catalán de adopción y persona lúcida e integra allí donde las haya.

Militó casi tres décadas en el socialismo español (PSOE y PSC) y conoció la forma y el modo de su actuación, hasta que rompió el carnet y se dio de baja. Cuando le pregunté los motivos su respuesta fue muy clara: Mi dimisión fue per ese desengaño cruel que supone descubrir el engaño del prestidigitador que te está maravillando con su actuación y de repente descubres el truco. Si analizamos detenidamente los periodos en que la izquierda ha gobernado en España observaremos que su comunión y compromiso con las elites ha estado siempre presente, así como su acuerdo tácito con el régimen (poder, oligarquía, Ibex 35, etc.) Vean unas declaraciones del malogrado y respetado Julio Anguita, recientemente fallecido, donde denunciaba que la izquierda actuaba, junto con la derecha, favoreciendo a los de siempre.  

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. En primer lugar, una adivinanza… ¿qué país limítrofe con Espanya celebra elecciones y tiene un parlamento en el que están representados 12 partidos pero… NADIE en su sano juicio afirma de dicho país que sea una democracia? No puedo ponerlo más fácil…
    https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_parlamentarias_de_Marruecos_de_2016
    En segundo lugar, una ADVERTENCIA: todo lo que leerán a continuación es RIGUROSAMENTE CIERTO.
    Como niño ochentero que fui llegué a creer, (como lo creía todo quisqui), que el mundo viviría una eterna polaridad EEUU – URSS. Por eso cuando ya adolescente asistí a la caida del Muro seguí los acontecimientos con mucha atención y posteriormente he leído cuanto he encontrado sobre el tema.
    Bien, hará unos 20 – 25 años, durante una de dichas lecturas, me encontré esta historia: RIGUROSAMENTE CIERTA.
    Un libro sobre la RDA ofrecía una exposición acerca de su Parlamento. A medida que la seguía, mi asombro iba en aumento hasta convertirse en un estupor que, de puro absurdo, devino en una tremenda carcajada.
    No me haré “el interesante”: pasen y vean.
    https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1mara_Popular
    Si se fijan en su composición… verán que allí “ocupaban sus escaños” los miembros de la “Unión Demócrata Cristiana”, CDU, lo que denominaríamos “democracia cristiana”…
    https://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_Dem%C3%B3crata_Cristiana_(RDA)
    También “ocupaban sus escaños” los miembros del “Partido Liberal Democrático de Alemania” que, en teoría eran “liberales”…
    https://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_Dem%C3%B3crata_Cristiana_(RDA)
    Y como colofón, con redoble de tambores y fanfarria de metales… ¡tachán!: el “Partido Nacional Democrático de Alemania”, y copio del enlace; “fue un partido político de la RDA donde se integraron antiguos miembros del NSDAP, (el partido nazi), y de la Wehrmacht”…
    https://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Nacional_Democr%C3%A1tico_de_Alemania_(RDA)
    ¡Joooooodeeeeeer! ¡Qué jartón de reír me pegué aquel día! O sea, en el Parlamento de la férrea dictadura marxista que era la RDA había un partido democratacristiano, un partido liberal… y un partido nazi. ¡Menudo combo!
    Y… ¿qué narices pintaban allí? Nada. FIGURAR.
    Simplemente, y por resumir: en cada uno de los diferentes países integrantes del imperio soviético se siguió la misma plantilla, pero con particularidades locales. En la RDA alguien decidió que se toleraría la existencia de partidos contrarios al comunismo mientras fueran comunistas y formaran parte del Frente Nacional: la alternativa era la prisión o el paredón.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Frente_Nacional_de_la_Rep%C3%BAblica_Democr%C3%A1tica_Alemana
    Quien desee más información sobre aquel esperpento la encontrará en “El Telón de acero: La destrucción de Europa del Este 1944 – 1956”, de Anne Applebaum.
    El autor del artículo que comento se pregunta “Existe realmente la izquierda en Espanya”. Sí, existe en la misma medida en la que en la RDA había democracia cristiana, había liberalismo y había nacionalsocialismo.
    Curiosamente aquel esperpento germano tiene una correlación exacta con el esperpento cañí: ¿saben qué significa la expresión “familias del franquismo”? Con ella, ya está dicho todo.
    En la RDA, el estalinismo le dijo a “la oposición”; “si quereis sobrevivir como personas y como formación, debeis convertiros en una familia del estalinismo”, y como la alternativa era la que era… firmaron en la línea de puntos. ¡Qué remedio!
    Pues EXACTAMENTE eso, fue la Transición: convertir a “la oposición” en meras comparsas, en “familias del franquismo”.
    No existe la izquierda en Espanya ni nunca ha tenido el menor poder.
    Son los “tontos útiles” del entramado económico-funcionarial-eclesial-militar que podríamos compilar en el término “franquismo”. Según el léxico marxista, la pseudoizquierda espanyola son unos “alienados”. Orgullosos “alienados”, para más inri.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre