Unión Europea

Tras los intentos por parte de la Administración española de boicotear por todos los medios la toma de posesión de las actas como eurodiputados de Junqueras, Puigdemont y Comin, la reacción de los eurodiputados no se hizo esperar.

Ayer era el día previsto para que los candidatos ya proclamados en el Boletín Oficial del Estado se dispusieran a jurar o prometer la Constitución española como último paso para tomar posesión de sus actas como eurodiputados. Sin embargo, quedó patente que desde la Administración española están dispuestos a bloquear de cualquier manera que esto llegue a suceder.

Por un parte, el Tribunal Supremo ha negado a Oriol Junqueras que pueda salir de prisión para poderlo realizar, contrariamente a lo que sí le permitió hace tan solo un mes, cuando el hoy preso político pudo dirigirse a tomar posesión de su acta como diputado en el Congreso.

Por otra parte, respecto a Puigdemont y Comin, que se encuentran en el exilio, desde las distintas instancias españolas han bloqueado también su acceso a la Junta Electoral Central. Y es que, Pablo Llarena, el juez instructor del juicio al procés, que ha solicitado recientemente ser apartado de las causas «políticas», solicitó una orden de búsqueda y detención en territorio español para Puigdemont y todas las personas que se encuentran en el exilio. A pesar de que, una vez hayan salido electos, se supone que gozan de inmunidad parlamentaria, solicitaron al juez instructor que retirase la orden de detención para poder acudir a Madrid a realizar todos los procesos pertinentes. La respuesta fue negativa, quedando claro que, de poner un pie en España, serían detenidos. A pesar de que ya han pasado por distintos tribunales en diferentes países europeos y están en libertad de acuerdo con el ordenamiento jurídico de los mismos.

Ante esta situación, su abogado, Gonzalo Boye, acudió ayer a la Junta Electoral Central, con dos actas notariales que le acreditaban la representación de de Puigdemont y  Comin, así como con los documentos a través de los cuales juraban o prometían la Constitución. Sus documentos fueron presentados en el registro.

Sin embargo, todo apunta a que desde España se pretende no dar validez a estos documentos (a pesar de que ha habido ya otras ocasiones en las que los diputados han actuado de manera similar, a través de procuradores o representantes legales). Por este motivo, un grupo de eurodiputados firmaron una carta dirigida a la mesa del parlamento, en los siguientes términos:

 

Estimado miembros de la mesa del Parlamento Europeo, 

Las autoridades españolas han impedido que los recién elegidos MEPS Carles Puigdemont, Antoni Comin y Oriol Junqueras, asuman el cargo de diputados al Parlamento Europeo después de las elecciones europeas del 26 de mayo. La lista encabezada por Carles Puigdemont y Antonio Comin recibió 1.025.411 votos, y la lista encabezada por Oriol Junqueras recibió 1.257.484 votos.

El 14 de junio, el Tribunal Supremo español prohibió al diputado electo Oriol Junqueras que saliera de prisión (donde lleva 593 en prisión preventiva por haber organizado el referendum del 1 de octubre de 2017)  para poder obtener la credencial de Eurodiputado. Además, el 13 de junio de 2019, la Junta Electoral española impuso a los diputados electos Carles Puigdemont y Antonio Comin, exiliados desde octubre de 2017, que pudieran estar personalmente en Madrid con el fin de tomar posesión de sus actas como eurodiputados.

Las decisiones tomadas por las autoridades españolas que prohíben a los diputados recién elegidos asumir el cargo y asistir a la sesión plenaria constitutiva del Parlamento Europeo el 2 de julio de 2019 son una clara violación de sus derechos políticos y un desprecio a más de 2 millones de ciudadanos europeos que votaron por ellos. Una violación inaceptable de las normas del procedimiento del Parlamento Europeo, los tratados consolidados de la UE, de la Carta Europea de Derechos Fundamentales y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Está claro que la intención de estas decisiones es evitar que los a diputados interesados se les otorguen todos los derechos y libertades como representantes europeos y, al mismo tiempo, evitar cualquier debate en el Parlamento Europeo que pueda poner en tela de juicio el juicio judicial contra los parlamentarios, los líderes políticos y sociales catalanes.

Por todas las razones antes mencionadas, les instamos a:

 reconocer y proteger los derechos políticos de Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Antoni Comin y de los 2,2 millones de personas que votaron por ellos. Hacer un llamamiento a las autoridades electorales y judiciales españolas para que respeten los resultados de las elecciones europeas y reconozcan y respeten el derecho de los citados electos a la inmunidad y a ocupar su cargo.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − siete =