Los colegios electorales acaban de cerrar en la Península y apenas falta una hora para que lo hagan en Canarias. Tal y como hemos ido informando a lo largo del día en Diario16, la participación ha sido mucho más baja que la de los comicios de abril. Hay que recordar que, históricamente, el umbral del 70% es el que ha garantizado mayoría a la izquierda. Los datos de las 18.00 indicaban un descenso cercano al 4%, lo que dejaría el índice final en un 71%.

En una convocatoria electoral tan polarizada, atomizada e influida por el desencanto de la ciudadanía ante la parálisis política, los resultados pueden ser impredecibles. Según el sondeo a pie de urna realizado para Diario16 por GI20 Internacional, la situación final da una opción para que se pueda formar gobierno en cualquier de los dos bloques ideológicos, tanto con el apoyo de los independentistas como sin él.

Según el sondeo, las elecciones las ganará el PSOE con una horquilla que oscila entre los 106 y los 118 escaños, un resultado siempre inferior a los obtenidos por Pedro Sánchez en el mes de abril. En segundo lugar, se encontraría el Partido Popular, con un ascenso espectacular tras la debacle de abril. Los de Pablo Casado pasarían de 66 a una horquilla que oscila entre los 96 y los 101 escaños.

Unidas Podemos se puede convertir en una de las sorpresas de la noche porque subiría respecto a abril y se colocaría en 44-49 escaños. Vox confirmaría su ascenso con una horquilla que oscila entre los 38-42 diputados y Ciudadanos perdería una treintena de escaños con una estimación de 14-19 diputados. Más País, por su parte, no superaría los 6 escaños.

En el lado nacionalista, tanto PNV (6-7), como EH-Bildu (5-6), Esquerra Republicana de Catalunya (14-16) y Junts per Catalunya (4-6) mantendrían el resultado de los comicios del mes de abril.

Pactos y gobernabilidad

Los resultados del sondeo dan posibilidades a los dos bloques ideológicos de poder formar gobierno. Por el lado de la izquierda, tomando como referencia el polo más alto de la horquilla, la suma de PSOE, Unidas Podemos, Más País y Compromís darían un resultado de 175 escaños, lo que garantizaría, de llegarse a un consenso entre estas cuatro fuerzas políticas, que Pedro Sánchez pudiera ser investido presidente en la segunda vuelta, prácticamente sin la necesidad de apoyo de las fuerzas nacionalistas. Por el polo más bajo, la situación se complica, puesto que esos mismos partidos apenas alcanzarían los 154 escaños, lo que sólo dejaría la posibilidad de que Pedro Sánchez sea investido si lograra el apoyo de los partidos nacionalistas, dado que la suma de la derecha daría un empate técnico. La formación de un gobierno en este polo más bajo de la estimación daría una situación de inestabilidad con la que Pedro Sánchez sería incapaz de hacer frente a los retos a los que se enfrenta el país, puesto que, aunque lograra ser investido con la abstención de los nacionalistas e independentistas, no tendría capacidad de movimiento suficiente a la hora de, por ejemplo, aprobar los Presupuestos, tal y como se vio tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

En el bloque de la derecha también tienen posibilidades de que Pablo Casado pudiera ser investido presidente. Tomando como referencia el polo superior de la horquilla, la suma de los partidos conservadores (PP, Ciudadanos, Navarra Suma) y de la ultra derecha (Vox) les acercaría a los 165 escaños, cifra suficiente para la segunda vuelta de la investidura. Sin embargo, en el polo más bajo, no sumarían.

La sombra de la gran coalición como única solución de gobernabilidad también está claro. Un pacto entre los dos representantes del bipartidismo (PSOE – PP) significaría el fin del bloqueo pero sería un duro golpe para los dos grandes partidos por las diferencias ideológicas a la hora de aplicar las reformas que España necesita.

Por tanto, los datos del sondeo dan un escenario tan impredecible que se podría conformar gobierno en apenas unas semanas o volver al bloqueo que provoque una nueva convocatoria electoral para la primavera de 2020, algo para lo que el país no está preparado, sobre todo con los retos que hay que afrontar tanto desde un punto de vista social como económico.

La voz de la ciudadanía, el recuento de votos, será la que dicte sentencia, de momento sólo queda esperar.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre