España se suma al Pacto por la Información y la Democracia lanzado por Reporteros sin Fronteras y al que ya se habían adherido los principales países europeos.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) muestra su satisfacción por la decisión del Gobierno español de ratificar el Pacto que tiene como fin promover los principios democráticos en el espacio digital.

El gobierno español ha confirmado este 30 de septiembre su decisión oficial de unirse a la veintena de países democráticos, como Francia, Alemania y Reino Unido, que ya han ratificado el Pacto, fruto de la Iniciativa sobre Información y Democracia lanzada hace apenas un año por RSF.

Alfonso Armada, presidente de la Sección Española de RSF, explica que “en un momento de especial convulsión política, en el que algunos dirigentes se empeñan en tachar a los periodistas de ‘enemigos del pueblo’, por no hablar de los que propician la eliminación de reporteros que se empeñan en denunciar la corrupción, es una buena noticia que las democracias muestren su neto respaldo a un derecho fundamental como el de la información y a disfrutar de una prensa libre”, añade Alfonso Armada.

El Pacto Internacional de Información y Democracia compromete a los países signatarios a favorecer el acceso online a información libre, independiente, plural y fiable. El acuerdo establece principios democráticos como la neutralidad política, ideológica y religiosa para los algoritmos, así como la transparencia de su funcionamiento. Con el fin acabar con el actual “caos de información”, también hace hincapié en la responsabilidad de los proveedores de servicios digitales a la hora de promover contenido fiable y pluralismo en la indexación.

Búsqueda de la verdad

“El compromiso con la libre búsqueda de la verdad, la precisión de los hechos y el principio de ‘no causar daño’ es necesario para preservar la integridad de la información”, se lee en el argumentario del Pacto por la Información y la Democracia, donde también se resalta que “difundir información engañosa o incorrecta, o encubrir información que debería darse a conocer, puede perjudicar la aptitud de los individuos para comprender lo que sucede en su entorno”. Como reitera RSF en todas sus convocatorias (como la del próximo miércoles ante la embajada de Arabia Saudí para pedir que no quede impune el asesinato hace un año del periodista Jamal Khashoggi), sin periodismo no hay democracia.

El 11 de septiembre de 2018, Reporteros Sin Fronteras reunió por primera vez a la Comisión Internacional sobre Información y Democracia, copresidida por el secretario general de RSF, Christophe Deloire, y la ganadora del Premio Nobel de la Paz, la iraní Shirin Ebadi. Dos meses después, la Comisión emitió la Declaración sobre información y democracia, que fue respaldada por doce jefes de Estado y de gobierno, y que recibió el beneplácito del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, del director general de la Unesco, Audrey Azoulay y del secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland.

Hace apenas cuatro días, el 26 de septiembre de 2019, una veintena de Estados firmaron el Pacto en la Asamblea General de la ONU. Pocas semanas antes, a finales de agosto de este año, y a iniciativa del presidente francés, Emmanuel Macron, la Declaración de la Comisión abrió un proceso político que recibió el apoyo unánime del G7, reunido en la localidad francesa de Biarritz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa caida del Lidel
Artículo siguientePerú cierra congreso y gana democracia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =