España es el país con mayor consumo de pesticidas del conjunto de los 28 países europeos.  Tan sólo en un año se registra un consumo de 360.000 toneladas, con España encabezando ese consumo, con el 19,5%, por delante de Francia (18,7%), Italia (13,8%) y Alemania (12,3%). Estos cuatro países figuran siempre entre los de mayor consumo en todos los grupos diferentes de productos químicos venenosos.

Los pesticidas son divididos en 6 activos: Fungicidas y bactericidas, Herbicidas, Insecticidas, molusquicidas, reguladores del crecimiento de plantas y otros productos protectores.

Si se toma en consideración los de más utilización, que son los fungicidas y bactericidas, que representan el 42% del total, España ocupa la segunda posición a muy poca distancia de Italia y por encima de Francia. En el grupo de herbicidas, el sector agropecuario español es el tercero de la Unión Europea con más uso, por detrás de Alemania y Francia, pero por delante de Reino Unido.

Donde los agricultores españoles tienen menos reparo a utilizar la química es en el grupo de insecticidas, en razón también del peso del sector frutícola, pero resulta alarmante que en España se vendan 6.695 toneladas de insecticidas, triplicando el uso del segundo y el tercer país, que son Francia e Italia, país de mucha fruta también. En molusquicidas, utilizados contra los limacos, caracoles y moluscos, superan a España por mucha diferencia Francia, Reino Unido y Alemania, ocupando la cuarta posición.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorNuevas jornadas de huelga en Ryanair, los días 8, 10 y 13 de enero
Artículo siguienteHouellebecq: vuelve La Bestia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre