Foto pedanía Mozodiel.

Cuando desde la Federación de Municipios y Provincias y las comunidades autónomas anuncian a bombo y platillo proyectos para evitar la despoblación rural, la realidad nos indica que es difícil apostar por las zonas rurales para vivir, especialmente donde ni tan siquiera se cuenta con acometida de agua o alcantarillado, como pasa en Mozodiel de Sanchíñigo, en Salamanca.

El Ayuntamiento no ha querido comprometerse con el asunto hasta que ha visto la denuncia de los vecinos publicada en los medios y en la Diputación nadie responde con claridad a las preguntas de los afectados, a pesar de que se ha tratado de conseguir información en reiteradas ocasiones en los últimos años.

Así, las instituciones se pasan la pelota las unas a las otras, mientras hay un núcleo rural que vive como en la España de los años 50.

Total abandono

Los vecinos denuncian la situación detotal abandono en la que se encuentran por parte tanto de la Diputación como del Ayuntamiento de Villamayor, municipio al que actualmente pertenece la pedanía, ya que no disponen de servicios básicos como son acometida de agua, alcantarillado o pavimentación de calles.

Hay un núcleo rural que vive como en la España de los años 50

A pesar de que durante el último año se han comunicado en reiteradas ocasiones con la Diputación y el Ayuntamiento de Villamayor, aseguran que estos contactos han sido “infructuosos” y  “tan solo hay que darse un paseo por Mozodiel para darse cuenta de la dejadez y desidia mostrada por el actual equipo de Gobierno de Villamayor”.

Algunos de los vecinos afectados, con los que ha podido hablar Diario16, han llegado a pedir amparo al Defensor del Pueblo, el cual “nos ha dado la razón”, apuntan, como se refleja en la resolución de julio de 2018 en la que se expone que “en el caso de que todavía no haya adoptado ninguna medida, ya ha transcurrido un tiempo suficiente desde que ese Ayuntamiento (el de Villamayor) es el responsable de la adecuada prestación de los servicios mínimos obligatorios en esa localidad (Mozodiel de Sanchíñigo), para su adopción sin más demoras”.

Foto pedanía Mozodiel.

 Reacción municipal

El Ayuntamiento ha reaccionado tras ver publicadas en los medios locales las quejas de los vecinos de Mozodiel. Así, aunque directamente el alcalde a los afectados no quería ni recibirles, ha confirmado a esos mismos medios que tiene previsto canalizar Mozodiel este mismo año.

Los vecinos recuerdan que el Ayuntamiento de Castellanos de Villiquera, municipio al que antes pertenecía la pedanía, ya se había comprometido, a través del Procurador del Común, a abastecer de estos servicios básicos a Mozodiel, “lo que sucede es que en ese medio tiempo pasó a formar parte de Villamayor”.

Por su parte, José Martín Bravo, teniente de alcalde de Villamayor, en vez de hablar con los vecinos ha preferido utilizar las redes sociales para informar sobre que el Ayuntamiento “ha dejado una partida de 25.000 euros en los presupuestos de 2019 para acometida de agua, alcantarillado, y pavimentación de Mozodiel”, aunque los vecinos se preguntan “si hay alguna empresa de construcción que trabaje tan barato” y creen que este anuncio se debe a que “estamos en precampaña electoral”.

Unas inversiones, en cualquier caso, que hasta hace pocas semanas cuando los vecinos trataban de que desde el municipio se resolviera la carencia de medios tan vitales para los habitantes de Mozodiel.

Por su parte, vecinos de la pedanía aseguran a Diario16 que “con 75.000 euros no llegamos a ninguna parte, ya que para esas obras necesitan al menos 220.000 euros”. A su juicio, “el hecho de que haya surgido y sacado de la manga estos 75.000 euros no es más que para cerrarnos la boca y que no hagamos ruido, dada la época de periodo preelectoral en la que estamos”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSanidad universal y el Plan Nacional de Alzhéimer, los grandes retos de los Presupuestos
Artículo siguienteUna identidad política
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. PP C$ y vox tratan de vaciar el medio rural
    para que las multinacionales lo compren por ná y echar a la gente a la ciudad como esclavos y enfermos
    sea sin dejarles sacar dlte el tajo por falta de inmigrantes
    sea sin ayudas a la natalidad
    sea matando abejas y intentando vender drones que pocos pueden pagar
    sea desatendiendo en lo mas elemental el medio rural
    esta mafia solo trabaja para ñls ricos y sus ppuertas gitarorias en las multinacionales desp de ser politicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =