El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha comunicado el resultado de una encuesta sobre los efectos del confinamiento en la salud de las personas. Casi 40.000 personas han sido preguntadas, principalmente, por los efectos del confinamiento en su estado anímico. Los resultados revelan que los problemas por depresión, ansiedad y malestar anímico se han triplicado durante los momentos más duros del confinamiento. El consejo es que, para paliar estos efectos, el mantenimiento de una rutina, dedicar tiempo a uno mismo , mantener una buena comunicación con familiares y amigos son medidas indispensables. Otro de los consejos de los profesionales es la realización de actividades relajantes como escuchar música especialmente indicado para las personas de más de 65 años, sobre las que parece tener un impacto muy positivo.

Vivir sin balcón

El sedentarismo es una de las principales causas del deterioro de la salud mental a las que aluden las conclusiones de la encuesta. Los problemas de convivencia y no saber ni cuándo ni cómo se retomará de nuevo la rutina diaria también resultan factores que incrementan el riesgo de sufrir depresión. Curiosamente, vivir en un piso sin balcón y con un número reducido de habitaciones no parece tener impacto en los problemas de salud mental.

Baja el consumo de cannabis

Las conductas adictivas, por el contrario, se han visto reducidas. Al menos las de sustancias ilegales. El consumo de cannabis se ha visto reducido más de un 11%. La vigilancia policial en el estado de alarma no ha debido facilitar mucho las cosas a traficantes y consumidores de drogas. Mientras que, tabaco y alcohol no parecen haber sufrido ni un incremento ni un descenso. Por otro lado, el consumo de tranquilizantes si que ha aumentado durante el periodo de confinamiento hasta 10 veces más.

Valor para aplicar medidas

Hay que reconocerle al Gobierno del país el valor de no haber titubeado demasiado a la hora de imponer un estado de alarma destinado a salvar vidas, pero a perjudicar a la economía. Aunque tampoco hay que ser muy listo para darse cuenta de que si las grandes empresas han asumido la situación, significa que las previsiones indicaban que no aplicar el confinamiento, a la larga, podría haber sido mucho peor. No solo para la salud de las personas, sino también para la economía. Sea como fuere, a pesar de que las medidas aplicadas con el estado de alarma están resultando una buena medicina, también, tienen efectos secundarios y conviene tenerlos en cuenta para aplicar antídotos contra ellos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre