Escasa calificación del talento en España para exportarlo a los países más ricos del mundo. Una asignatura pendiente en nuestro país, no porque no los haya, sino porque no los hemos sabido vender adecuadamente. Así lo califica al menos la OCDE, que engloba a los 36 países más desarrollados del mundo (China no está incluida), y la Fundación Bertelsmann, que han han concluido el primer trabajo sobre la capacidad de atracción de talento foráneo de los países miembros de esta Organización.

España sólo aventaja a Letonia, Polonia, Israel, Italia, Grecia, México y Turquía

Se trata de un trabajo relevante teniendo en cuenta la necesidad de ‘importarpersonas con talento y habilidades que puedan ocupar puestos claves para el progreso tecnológico, la investigación y la innovación, elementos fundamentales para el empuje económico y la prosperidad.

La herramienta califica a los países a la hora de atraer talento en tres tipos de personas. trabajadores de alta cualificación, al nivel de doctorado y máster, estudiantes internacionales y emprendedores y empresarios extranjeros.

Para medir la capacidad de atraer estos recursos humanos, el estudio se apoya en siete variables: calidad de las oportunidades, ingresos e impuestos, perspectivas de futuro, ambiente familiar y de conocimiento, integración y calidad de vida.

España no sale bien clasificada en este primer trabajo. Respecto al atractivo que despierta para profesionales muy cualificados ocupa el puesto número 28, aventajando solamente a Letonia, Polonia, Israel, Italia, Grecia, México y Turquía. La clasificación está tomada considerando importantes todas las variables (hay otros dos niveles, menos y más importantes). Se pueden ir realizando combinaciones en la herramienta interactiva.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre