viernes, 17septiembre, 2021
31 C
Seville

¿Es la judicatura «la jefa» del Estado español?

- Publicidad -

análisis

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...

La pirámide de Nacho Cano: un monumento faraónico al «capitalismo de amiguetes»

El cantante y empresario Nacho Cano, ex de Mecano, ya tiene luz verde para construir su Teatro Malinche, una pirámide azteca de treinta metros...

El Repaso del 17 de septiembre: análisis de las principales noticias de actualidad

Hoy en El Repaso, como cada día, ofrecemos a nuestros lectores un análisis de las principales piezas de actualidad. Al final del video, además,...

Sánchez marca la diferencia entre la sociedad española y catalana

Cuando se inicia un proceso de diálogo el objetivo prioritario es alcanzar el arreglo. La primera reunión de la mesa de negociación demostró que...
- Publicidad-

Aunque entre los lectores de prensa –la libre e independiente, claro- no hay analfabetos funcionales y saben de sobra cual es el significado del vocablo “judicatura”, a veces, leen este tipo de escritos otros lectores que son bravíos simpatizantes del capitalismo opresor (neoliberales), del fascismo trasnochado, y de esos partidos que defienden el orden por el orden (su orden) que no es otra cosa que nazismo y consecuentemente limpieza étnica, persecución migratoria y genocidio encubierto si se puede aplicar, que desconocen el auténtico significado del referido vocablo “judicatura”. Quizás, porque, de gobernar ellos, se pasan la “judicatura” por el “arco de triunfo” (como cualquier otra faceta de la vida) y poco o nada les importa lo que  significa. Pues bien, para estos montaraces, diré que “judicatura”, según la RAE, significa: “Conjunto de los jueces y magistrados de un sistema judicial”. 

Reconozco que siempre he pensado que la “jefa” del Estado (en la sombra, claro) era la presidenta del Banco de Santander Ana Patricia Botín y su “clan” familiar…, desde que empezó la Democracia, lógicamente, pues antes había aquello que se llamaba “los siete grandes Bancos” que ostentaban todo el poder. Y, la verdad es que, por lo que se está viendo últimamente, me da que no iba muy desencaminado. Al fin y al cabo, la relación de la judicatura con el Banco Santander nadie desconoce lo más que cercana que es, y cómo las sentencias les son favorables en más del noventa por ciento de los casos (un alto cargo del Santander se dejó caer que “perdían los pleitos que querían”), que no deja de ser más que ilustrativo y convincente. 

En este mundo en que vivimos -“malvivimos” la mayoría- está claro que manda el dinero (el fiduciario y el otro), como ya expliqué en un largo escrito sobre el Club Bilderberg, y en España lo tiene este Banco y si no lo tiene, presuntamente, lo roba, como ha hecho recientemente con el Banco Popular y como hará próximamente con esos tan famosos Fondos Europeos para la Reconstrucción que de una forma o de otra manejará a su antojo nos guste o no nos guste. 

Hace muy pocos día en mi último escrito señalé a siete magistrados (luego les recuerdo sus nombres y apellidos) que habían dado por bueno el don de la ubicuidad para archivar un procedimiento, pero esos son sólo “dioses menores” del Olimpo, porque los “grandes dioses” están en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Supremo (TS) y el Tribunal Constitucional (TC), que es desde donde “gobiernan el país a su antojo” haciendo, presumiblemente (no soy letrado), de las leyes meras paparruchadas que las convierten en sus artimañas para favorecer a quien o quienes ellos quieren para mantener sus privilegios, caso del Banco de Santander, por citar sólo un ejemplo de cada día…, o esa denuncia que pesaba sobre Vox y otras sobre ciertos medios del establishment financiero-mediático que se suceden a modo de catarata.          

Ni que decir tiene, que para estos “dioses del Olimpo”, lo que digan en Europa es pura fanfarria. A ellos, eso de la justicia europea (a la que estamos sometidos como miembros de pleno derecho de la UE) se las refanfinflan, son los que mandan en España (en la sombra, obviamente) y punto en boca. 

Es muy raro el día en que no aparece en la prensa (en este caso en toda la prensa, la independiente y la sometida al poder del establishment financiero y de los poderes fácticos) algo relacionado con la justicia que llama poderosamente la atención y no por su equidad sino por su vulgar partidismo. Nadie se explica que ciertas sentencias sean las que son cuando las cosas están más que claras y no admiten debate al ser consideradas axiomáticas; pero, “los dioses del Olimpo”, no piensan lo mismo. Por algo son “dioses” y tienen el don de la ubicuidad, que bien aplicado anula cualquier posible debate: Estaba y no estaba, quizás sí estaba y no estaba, era así, pero así no era…, en fin, cosas de dioses. 

Para no alargarme demasiado, lo que está quedando más que claro en este país es que el Poder Judicial ha tomado el mando y “la Orquesta” toca al ritmo que ellos le marcan. Con todos los respetos, “Ni Gobierno ni Rey”, aquí quien decide lo que hay que hacer es el Poder Judicial, y sino que se lo pregunten a los presidentes de las Autonomías sobre cómo actuar con el descomunal aumento de la incidencia de la pandemia.  

No hay ninguna duda de que los Jueces y Magistrados (la Judicatura) son los auténticos “dioses” de hoy día (mi pesar al Papa Francisco) y quienes “marcan el paso”. Conozco a quien ha tenido que vérselas con siete Magistrados, “dioses menores” que más arriba dije que nombraría, que han dado por bueno el don de la ubicuidad para tumbar un Contencioso-Administrativo que hubiera condenado a un Ayuntamiento a indemnizarle con una buena cantidad de euros, estos son sus nombres y apellidos:  

Magistrado-Juez Ilmo. Sr. D. Pedro Fernández Mora del Juzgado Número Uno de lo Contencioso-Administrativo de Mérida (Badajoz). 

Magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX), Ilma. Sra., Dña. Carmen Bravo Díaz. 

Magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJEX, Ilma. Sra. Dña. Elena Concepción Méndez Canseco. 

Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJEX, Ilmo. Sr. D. RAIMUNDO PRADO BERNABEU (pongo el nombre en mayúsculas porque a este Magistrado lo conozco personalmente  y porque compartí con él más de una copa junto al oficial del Juzgado Número Uno del pueblo desde donde escribo que no es otro que el del Ayuntamiento del Contencioso referido; oficial, que, sabido es, mantiene una gran amistad con el Alcalde del mismo y con el propio Magistrado, por lo que cada cual que piense lo que quiera, yo no hace falta que exprese la mía, no vaya a ser que no le guste y…, los “dioses menores” son muy vengativos dice la mitología).  

Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJEX, Ilmo. Sr. D. CASIANO ROJAS POZO (otro gran conocido mío, incluso casi amigo, tras su paso por este pueblo -lugar de nacimiento creo de su actual compañera o esposa- que mantiene una gran amistad con el oficial del Juzgado antes señalado al que llama, cariñosamente supongo, “la pieza”; visita el pueblo con frecuencia y también es, así lo creo, amigo del Alcalde, por lo que como su Colega antes citado…, ¿qué quieren que les diga?  

Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJEX, Ilmo. Sr. D. Daniel Ruiz Ballesteros. Y 

Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJEX, Ilmo. Sr. D. Mercenario Villalba Lava. 

Evidentemente, los “dioses mayores del Olimpo” (TS) con Zeus (¿Marchena?) al frente, no se han molestado, como era de esperar, en ver el caso que ha sido inadmitido sin más ni más. 

Así pues, dicho lo dicho, hipotéticamente, la Judicatura ha tomado el poder. Por lo tanto, aunque sea teóricamente, ahora somos, desde el punto de vista administrativo, una “Judicatura Parlamentaria”, y las leyes que se aprueben en el Congreso de los Diputados dependerán de su aplicación si el Poder Judicial, la Judicatura, así lo considera.  

Franco se debió haber quedado un poco de tiempo más, pues para el caso… 

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. ¡Qué novedad! Un grupo de funcionarios que no son electos por nadie, dictan las normas por las que nos tenemos que regir; todo está bajo su dictamen. Los altos tribunales (Constitucional, Supremo) tienen que ser electos directamente por los ciudadanos, todo lo demás es una farsa.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Próxima exposición del pintor Ricardo Sanz en el colegio de ingenieros de caminos

Conocido por el gran público como retratista de la familia real, y concretamente por las obras: Retrato de los Príncipes de Asturias y el retrato...

Emilia Martín Fierro, entre la dimensión lingüística de los objetos y el espacio

Emilia Martín Fierro (Tenerife, 1965), presenta su obra más reciente, “Entre membranas (Pasear por el borde)”. La muestra la componen 12 piezas de gran...

Crisis en Castilla y León

En Castilla y León suenan tambores de adelanto electoral. Las últimas elecciones las ganó el PSOE por los pelos. Pero hubo eso que al...

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Próxima exposición del pintor Ricardo Sanz en el colegio de ingenieros de caminos

Conocido por el gran público como retratista de la familia real, y concretamente por las obras: Retrato de los Príncipes de Asturias y el retrato...

Emilia Martín Fierro, entre la dimensión lingüística de los objetos y el espacio

Emilia Martín Fierro (Tenerife, 1965), presenta su obra más reciente, “Entre membranas (Pasear por el borde)”. La muestra la componen 12 piezas de gran...

Crisis en Castilla y León

En Castilla y León suenan tambores de adelanto electoral. Las últimas elecciones las ganó el PSOE por los pelos. Pero hubo eso que al...

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...