Ayer compareció el presidente turco, Erdogán, y su ministro de asuntos Exteriores, Mevlut Cavusglu.

Ante la situación de crisis humanitaria que se está produciendo desde el pasado jueves, cuando Turquía decidió abrir sus fronteras y dejar pasar hacia Europa a cientos de refugiados sirios, el presidente y el ministro ha aparecido para dar algunos mensajes.

A través de una rueda de prensa, Erdogán avisó a Europa de que pronto podría llegar un millón de personas a la Unión Europea, y criticó duramente lo que está sucediendo en las costas griegas, acusando al gobierno griego de incumplir el derecho internacional.

Además, explicó y advirtió que Turquía no va a seguir haciéndose cargo de los refugiados sirios, después de haberse ocupado durante nueve años de más de tres millones de personas.

En estos momentos la opinión pública se pregunta qué ha pasado y qué ha cambiado para que esta situación se produzca: según Erdogán la UE no ha cumplido con el acuerdo al que llegaron en 2016. Ni siquiera ha pagado la mitad de lo acordado (seis mil millones de euros era la cantidad total). «No ha cumplido la admisión humanitaria voluntaria y no ha apoyado el plan de zona segura de Turquía», denunció el ministro de exteriores turco a través de twitter.

«La UE ha cerrado los ojos durante años. ¿No es hora de asumir su responsabilidad?» Se preguntaba el ministro. Denunció también el hecho de que estén matando e hiriendo a personas inocentes en las fronteras.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre