Ahora que se está poniendo sobre la mesa la situación de los centros penitenciarios españoles y las condiciones en las que se encuentran sus reclusos, hay quien se molesta y piensa que esto se debe a una decisión del ministro de Interior, Grande Marlaska. Y nada tiene que ver con la realidad, puesto que, como ha señalado el ex letrado del Tribunal Constitucional y profesor universitario, Joaquín Urías, precisamente las entrevistas a los presos responden a un criterio de transparencia y protege los derechos de los reclusos. Y así se lo ha querido explicar a quien, precisamente, pretende generar opinión en sentido contrario.

«Marlaska no lo hace por iniciativa propia sino porque le hemos ganado un caso ante el TC», apunta el experto jurista.

Se refiere Urías a la sentencia «sin precedentes» dictada por la Sala Segunda del Tribunal Constitucional a comienzos de este mes de febrero, donde ampara por primera vez el derecho a la libertad de expresión de los presos para hablar con la prensa. Además, la sentencia destaca el derecho a la libertad de información de los profesionales del periodismo y el de la población a ser informada de asuntos de interés público, como es precisamente la situación de los presos en nuestras cárceles.

El caso se planteó en el mes de febrero de 2018 y dos años después acabamos de conocer la sentencia.

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre