Emoción y serenidad en el homenaje a las víctimas de la Covid y sus héroes

El hermano del periodista, José María Calleja, interviene en nombre de los fallecidos por coronavirus

0

Mucha emoción y serenidad en el homenaje a los fallecidos por la Covid-19 y por los sanitarios y sanitarias, los bomberos y bomberas con los hombres y mujeres del campo, del transporte, etc., que ayudaron para que en plena pandemia este país pudiera salir adelante.

Los reyes y sus hijas han presidido este homenaje de estado celebrado en el palacio Real.

Aroa López, enfermera en las urgencias del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, habla en nombre de todos los sanitarios y sanitarias. Mientras el hermano del periodista fallecido por coronavirus, José María Calleja, hacía también su particular e intenso homenaje al excelente comunicador y al resto de fallecidos por un virus que pilló a España y al mundo desprevenidos.

Presencia de las autoridades de la Unión Europea

La Unión Europea ha estado representada por la presidenta de la Comisión EuropeaUrsula von der Leyen; el presidente del ConsejoCharles Michel; el del ParlamentoDavid Sassoli y el alto representante para la Política ExteriorJosep Borrell.

La ceremonia ha estado presidida por la bandera de España, de las 19 comunidades y ciudades autónomas y las de las instituciones internacionales. Los saludos y las despedidas se ha realizado en todas las lenguas oficiales españolas y en las de la UE (inglés y francés). Han acudido todos los expresidentes del Gobierno y sólo Felipe González ha comunicado que no podía asistir por problemas de agenda.

Representantes religiosos

También han asistido una docena de representantes de todas las confesiones, con lo que se pretendía que el acto tuviera cierto carácter ecuménico.

Han acudido todos los líderes políticos y los presidentes de los grupos parlamentarios, y sólo ha faltado la extrema derecha de Vox, una actitud que el Gobierno ha considerado incomprensible y reprobable, dada la imagen de unidad en el dolor y en el homenaje que se ha querido transmitir.

Además de los afectados y afectadas y los familiares de víctimas, han acudido  representantes de la sociedad civil: junto a organizaciones empresariales y sindicales han estado presentes miembros de distintos colectivos que han combatido la pandemia y han prestado servicios esenciales: sanitarios y sanitarias, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, trabajadores y trabajadoras del sector agroalimentario, de los servicios de limpieza urbanos, trabajadores y trabajadoras de residencias de mayores, cajeros y cajeras, reponedores, cocineros y cocineras, científicos y científicas o trabajadores y trabajadoras de los servicios de empleo. También ha asistido representantes de empresas que han hecho contribuciones contra la pandemia.

Todos los asientos han estado dispuestos en un círculo en torno al pebetero, guardando la distancia de un metro y medio porque la ceremonia ha cumplido con las medidas de seguridad sanitaria. Los invitados sólo se han quitado la mascarilla cuando estaban en sus asientos y las llegadas se han organizado de manera que no ha habido contacto entre grandes grupos.

Hermano de José María Calleja

El primero en hablar ha sido el hermano del periodista José María Calleja, fallecido por coronavirus. «Estamos aquí para honrar a todos los que perdieron la vida a consecuencia de la enfermedad. Cuando hablo de mi hermano, hablo de todos ellos». 

«Fuimos un referente el uno para el otro. José María fue un hombre valiente, pero la Covid nunca distinguió entre seres humanos. Los mejores también se fueron. La Covid ha sido y sigue siendo una ejecutora fría, cruel y destructora. Creo que mi dolor se parece al dolor de todos los familiares de las víctimas», ha afirmado.

El hermano de Calleja, ha continuado: «La compasión es un sentimiento que nos hace más humanos. Más que el amor. Nos permite comprender el dolor de los demás. Por eso quiero pedir a todos compasión. No vamos a olvidar a ninguno de los que perdieron la vida en este doloroso momento de nuestra historia. Mantenernos unidos en su recuerdo es el mejor homenaje que podemos hacerles».

Y ha finalizado con estas palabras: «Descansen en paz y queden en la memoria de todos».

A continuación, ha tomado la palabra Aroa López, enfermera en Urgencias del hospital Vall d’Hebrón de Barcelona. «Ojalá nada de esto hubiera ocurrido y yo no estuviera aquí pronunciando estas palabras. Comparezco en representación de la primera línea. Fueron miles de hombres y mujeres que han cuidado con su trabajo a los españoles confinados. He tenido experiencias muy difíciles, pero esta nos marcará para siempre».

“Hemos cubierto las necesidades básicas y emocionales. Hemos sido mensajeros del último día para personas mayores que morían solas. Hemos tenido que tragar las lágrimas cuando alguien nos decía: ‘No me dejes morir solo’. Detrás de los EPI, no éramos héroes; éramos personas. Entre nosotros hemos aprendido a comunicarnos a través de miradas. Quiero agradecer de corazón los aplausos. Quiero que piensen en los que fallecieron y en los profesionales sanitarios. Que su esfuerzo nunca sea en vano. Quiero pedir a los poderes públicos que defiendan la sanidad”, ha afirmado Aroa López.

El Rey Felipe VI ha afirmado en su turno de palabra: «Gracias a todos por vuestra presencia y compañía. Hoy es un día que conservaremos en nuestra memoria, que quedará grabado en nuestros corazones porque rendimos homenaje a los miles de ciudadanos que han perdido sus vidas. Es un día que dejará huella en nuestras conciencias. Quiero recordar a los fallecidos, transmitir a sus familias nuestro afecto y el abrazo más emocionado. No están solos en su dolor. Es un dolor que compartimos, su duelo es el nuestro».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre