La senadora feminista del PSOE, Elena Diego, confirma en el 25N contra el terrorismo machista que «El Gobierno de España ha duplicado partidas y estrategias para combatir la violencia de género«.

Así, en su intervención, Diego ha recordado algo que no debe olvidarse: «Cabe recordar que desde 2003, que es cuando se comienzan a recoger datos en España, han sido asesinadas un total de 1071 mujeres a manos de sus parejas. Y desde 2013, son 297 niños y niñas los que han quedado huérfanos por este motivo«.

El Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha elaborado unos Presupuestos Generales del Estado donde se incluye financiación, herramientas y una nueva estrategia para combatir «las violencias machistas», ampliando su concepto y recogiendo medidas como «la abolición de la prostitución y leyes como la de protección a la infancia», explica Diego.

La senadora salmantina ha recordado que, a pesar de la crisis sanitaria, el Gobierno de España ha continuado este año, «nunca ha dejado de hacerlo» trabajando en relación a la violencia de género puesto que «la pandemia de Covid-19 ha demostrado, al igual que cualquier otro tipo de crisis, que las mujeres, y más si son víctimas de maltrato o de violencia de género, son personas afectadas de una manera excepcional y mucho más cruenta».

Y es que la pandemia de Covid-19 y la crisis sanitaria que estamos padeciendo está suponiendo que la violencia machista y el maltrato a las mujeres parezca que se haya convertido en un espejismo, «pero está y sigue ahí» ha apuntado Elena Diego. 

Estado de alarma

Durante los meses del Estado de Alarma y de confinamiento se redujeron a dos las muertes de mujeres provocadas por la violencia de género, datos mucho menores de los registrados en el mismo periodo de años anteriores, del mismo modo, también se redujeron las denuncias por el mismo motivo, pero esto, ha asegurado la senadora salmantina, «no significa que los maltratadores hayan dejado de maltratar, significa que las mujeres, al tener que estar confinadas con sus maltratadores no hayan tenido otro remedio que callar y aguantar» y, por tanto, «las denuncias hayan disminuido durante este tiempo y el efecto reacción del asesino haya sido menor», un hecho que Elena Diego ha calificado como “espejismo del confinamiento” ya que, una vez el Estado de Alama cesó, «la cifra de muertes y de denuncias ha vuelto a incrementarse hasta llegar a datos similares a los de años anteriores» .

Las cifras de asesinadas por violencia de género a nivel nacional desde enero hasta noviembre de 2020 asciende a 41 mujeres. No todas las mujeres que han muerto por este motivo, ha explicado Diego, han sido registradas como víctimas de violencia de género ya que solo se contabilizan aquellas que han sido asesinadas por sus parejas y exparejas, quedando fuera las asesinadas en otros contextos machistas o relacionados con el maltrato como por ejemplo la prostitución. Un total de 19 niños, además, han quedado huérfanos por este “machismo asesino” ha afirmado.

Apúntate a nuestra newsletter