Nunca en Democracia se ha llegado tan lejos con respecto a las políticas de comunicación de un Gobierno como lo ha hecho el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Olivier, quien reprocha a los periodistas querer hacer preguntas en las ruedas de prensa de Moncloa, profesionales a quienes quiso descalificar al llamarles “tertulianos”.

Así, Miguel Ángel Oliver, ha generado una fuerte polémica entre los profesionales de los medios de comunicación por criticar a los periodistas que cubren la información del Gobierno, a quienes acusó de tener «una tendencia enfermiza» por preguntar y de ser “activistas”.

Llama la atención que estas declaraciones las haga, además, un periodista que ha desarrollado su labor profesional a través de entrevistas y preguntas, en muchos casos, a políticos e incluso presidentes del Gobierno.

Si durante años se criticó a Aznar, primero, y Rajoy, después por no dar la cara ante los medios y no contestar a preguntas de los periodistas, ahora remata con su respuesta la política de Comunicación de Sánchez Miguel Ángel Olivier.

Las declaraciones no han sentado nada bien

Declaraciones que no han sentado nada bien entre la prensa, y que Oliver pronunció en la clausura de una jornada de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y KPMG.

Según los medios presentes en el encuentro, Oliver respondía así a las críticas hacia el Gobierno por las escasas comparecencias del presidente en funciones, Pedro Sánchez, o la limitación al número de preguntas en las ruedes de prensa, arremetiendo contra los periodistas que cubren Moncloa por su «tendencia enfermiza» a preguntar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorVox quiere una España fuera de Europa
Artículo siguienteCaso Popular: Calviño declara la guerra a los afectados
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =