El supervisor británico de entidades financieras, Financial Conduct Authority (FCA), fue el encargado de publicar la multa impuesta al Santander por manejo indebido de los fondos de las cuentas de 40.428 clientes fallecidos.

La sanción ascendió a más de 36 millones de euros, la más alta que fue impuesta por la FCA en 2018 y que representó más de la mitad del total de las sanciones impuestas por el supervisor británico el año pasado: 67 millones de euros.

Documento de la FCA donde se comunica la sanción

El Santander se acogió, al inicio del procedimiento sancionador, a la solución amistosa por lo que ha conseguido un descuento en la sanción del 30%. De no haber sido así, la FCA habría impuesto una multa de 52 millones de euros a la entidad presidida por Ana Patricia Botón.

La sanción se impuso por la violación de los principios 3, 6 y 11 de la Financial Services and Markets Act 2000 (Ley de Servicios y Mercados Financieros) por deficiencias y retrasos injustificados en la organización y control del proceso de entrega de bienes a los herederos de los clientes fallecidos, vulneración de los intereses de los clientes y trato inadecuado y por ocultación de los hechos al supervisor con infracción de las normas de transparencia.

El Santander demoró injustificadamente la entrega de más de 203 millones de euros a los herederos de 40.428 clientes fallecidos.

Estas violaciones de los derechos de los clientes y la ocultación de las infracciones al supervisor británico se produjeron en el periodo en el que Ana Patricia Botín era consejera delegada del Santander UK en 2013 y 2014.

Algunos afectados manifestaron que el Santander todavía retiene dinero de sus familiares fallecidos en 2010 y comentan que sus abogados estuvieron meses llamando y escribiendo al Santander para liberar los fondos de los difuntos sin recibir respuesta del banco

Uno de los abogados de uno de los fallecidos cuenta cómo su clienta, superviviente del Holocausto, que murió con 84 años en el año 2004 quería dejar sus ahorros a organizaciones benéficas y que tardó 13 años en que el Santander le contactase para entregar los 133.000 euros. El abogado de la fallecida manifestó a medios británicos que el banco retrasó el pago deliberadamente.

Puede leer y descargar la resolución íntegra de la FCA AQUÍ

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + seis =