Las estructuras que el rey Juan Carlos ordenó crear en el Palacio de la Zarzuela para, presuntamente, eludir el pago de impuestos en España por la supuesta donación de 100 millones de dólares recibida de Arabia Saudí, evitaron que la Hacienda Pública recaudara 52 millones de euros.

Esta es la estimación realizada por la Asociación de Técnicos de Hacienda (GESTHA) tras advertir que, si no realizó la declaración de donaciones, se demostraría que el rey emérito ocultó ese dinero al fisco español.

Según los técnicos, el ex Jefe del Estado español estaba obligado a presentar la liquidación del impuesto de donaciones en la Comunidad de Madrid, que no tiene ninguna bonificación al no existir ningún tipo de relación familiar entre el donante y el rey emérito.

Además, desde Gestha, independientemente de las investigaciones que se estén realizando en la Fiscalía del Tribunal Supremo y hasta que se le notifique a Juan Carlos de Borbón, insisten en que la Agencia Tributaria debe iniciar una investigación tributaria sobre el rey emérito.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre