domingo, 2abril, 2023
23.1 C
Seville

El retorno de Francisco Camps a la política

En esta ocasión, Francisco Camps lo tiene un poco más difícil que en las anteriores causas en las que se ha visto envuelto y es muy probable que, esta vez sí acabe condenado. De ser así y aunque la condena no sea firme a la espera del recurso de casación ante el Supremo, las posibilidades de volver a la política activa del expresident son mínimas por no decir que nulas

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Cuando sale de la sala de vistas de la Audiencia Nacional donde se le juzga por prevaricación, el expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, siempre lo repite. Va a ser declarado inocente una vez más, y se va a postular como candidato a la alcaldía de València, por supuesto por el PP, su partido de toda la vida.

Camps salió indemne de 9 causas, incluida la de los famosos trajes. Y ahora piensa que va a suceder lo mismo. Está convencido de que lo van a declarar inocente. “No tienen nada contra mí. Yo no tenia ni idea de las contrataciones públicas canalizadas a través de Orange Market. Eso era cosa de Madrid. Yo no conocía ni a Correa ni a Álvaro Pérez”. Carga las responsabilidades sobre quien fuera el número 2 del PP valenciano, Ricardo Costa, y dice que a la boda de Pérez acudió “pensando que era un acto del partido”. No tiene mas remedio que buscarse alguna coartada de este tipo, aunque los hechos evidencian que “El bigotes” era mucho más que “el que colocaba las sillas en los actos púbicos del Partido”. Y si no, ahí están los mensajes que ambos se enviaban: Camps le llamaba “amiguito del alma” y Pérez le contestaba  “oye que te sigo queriendo mucho”.

La última pieza juzgada del Caso Gürtel, la rama valenciana de la trama de corrupción del Partido Popular, está a punto de quedar vista para sentencia. Casi quince años después de iniciarse las diligencias previas, en noviembre de 2007, algunos de los condenados ya empiezan a salir de la cárcel. Pablo Crespo, el que fuera número 2, ha obtenido el tercer grado tras cumplir 9 años y 3 meses de prisión. Los otros principales condenados, Francisco Correa y Álvaro Pérez, este último el hombre de Gürtel en València, están en prisión mientras esperan la resolución de “lo suyo” en el juicio de la Audiencia Nacional.

Correa y “El Bigotes” poco tienen que perder y aspiran a quedar en una situación parecida a la de Crespo. Es por eso que han llegado a un acuerdo con la fiscalía y han responsabilizado de la concesión del ya famoso expositor de la Generalitat valenciana en la feria turística IFEMA, a Camps a cambio de “un regalo”, los famosos trajes que costaron 12.783 euros, un presunto cohecho que la justicia no entendió como tal.

Advertisement

Camps, al haber sido absuelto judicialmente, alega que no existen pruebas de que hubiese recibido contrapartida alguna de Orange Market. Por eso la fiscal del Caso, Concepción Nicolás, ha modificado el delito que atribuye al expresidente de la Generalitat y lo acusa de prevaricación. Pide 2 años y 6 meses y, lo que es mas importante para él, 10 meses de inhabilitación para ejercer cargo público.

De confirmarse la sentencia, Francisco Camps no podría presentarse a la alcaldía de València algo, de todas maneras, que tiene muy difícil ya que el Partido Popular ha decidido que su candidata sea María José Catalá. Esta ha manifestado no sentirse inquieta ante las aspiraciones de Francisco Camps de ser candidato del PP a la alcaldía de València. Asegura la actual portavoz en el PP del Ayuntamiento de la capital que tanto la dirección nacional como la regional tienen claro que el proyecto suyo es el ganador y respeta al expresident, de quien dice que está en su derecho de aspirar a lo que sea. Camps, en declaraciones al periódico La Razón, dice que si se presentara, conseguiría 200.000 votos y 17 concejales, que servirían «para que Alberto Núñez Feijóo sea presidente del Gobierno».

En Génova no están por la labor de incorporar a Camps a la vida pública. “Pertenece a un pasado del que hemos pasado página”. Y, además, hay una circunstancia que impide tomar en consideración su postulación. El juicio de la trama valenciana de Gürtel todavía se está celebrando. Ahora ha entrado en la fase testifical.

En la Audiencia Nacional calculan que, como pronto, la causa quedará vista para sentencia a mediados o finales de este mes. Y la sentencia no se hará pública hasta finales de abril como poco. Demasiado tarde porque, para entonces, las candidaturas para las elecciones del 28 de mayo ya habrán sido presentadas ante las juntas electorales correspondientes.

Pero es que, además, después de los testimonios de Correa y Pérez, parece muy poco probable que la sala crea la coartada Camps en el sentido de que no conoce a los líderes de Orange Market. Que nunca ha hablado ni ha viajado ni ha paseado con ellos, a pesar de la existencia de fotografías en las que se les ve juntos.

En esta ocasión, Francisco Camps lo tiene un poco más difícil que en las anteriores causas en las que se ha visto envuelto y es muy probable que, esta vez sí acabe condenado. De ser así y aunque la condena no sea firme a la espera del recurso de casación ante el Supremo, las posibilidades de volver a la política activa del expresident son mínimas por no decir que nulas.

Aún así, Francisco Camps sigue manteniendo una actitud soberbia en su juicio. El tribunal le sigue llamando al orden por sus comentarios y, para lavar su imagen como acusado, sigue poniéndose la toga de abogado a la que tiene derecho como colegiado que es, y se sienta junto al letrado que le representa oficialmente. Ha llegado a decir que “si este juicio se celebrara en un pueblo, ya habría sido anulado”

Ni eso le va a salvar esta vez.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído