El Reino Unido apuesta por el Brexit más duro. Nadie sabe las consecuencias ni en Gran Bretaña ni en Europa.

Así, el Consejo Privado de la jefa de Estado del Reino Unido indicó en un comunicado que las cámaras quedarán prorrogadas «no antes del lunes 9 de septiembre y no después del jueves 12 de septiembre», hasta el 14 de octubre.

No obstante, la petición de Boris Johnson ha sido vista por la oposición como un intento por impedirles que traten de bloquear un Brexit sin acuerdo.

Así, se quedan sin margen de maniobra para impedir un Brexit duro, como está decidido a realizar el primer ministro a menos que consiga un nuevo acuerdo con la UE. Corbyn y un grupo multipartido se reunieron para explorar formas con las que impedir a Johnson ejecutar, llegado el caso, un Brexit sin consenso.

La suspensión solicitada por Johnson viene motivada por el hecho de que el Gobierno prevé que el Discurso de la reina, en el que expondrá su programa y planes para el país, se celebre el 14 de octubre. En ese discurso, el Ejecutivo dará a conocer sus planes para después del Brexit, fijado para el 31 de octubre

Informe oficial

Según un informe oficial, filtrado por ‘The Times’, la consecuencia más visible de un Brexit duro será la escasez de alimentos, especialmente en productos frescos, ya que los que queden se venderán mucho más caros, afectando al consumidor de clase media y baja.

Además, faltarían medicinas pues tres cuartas partes de los medicamentos que entran a Reino Unido lo hacen por el Canal de la Mancha.

Otro de los puntos clave que desvela el informe es el puerto de Dover, que colapsaría provocando que camiones y cargueros terminen retenidos durante horas con su carga, porque tendrán que pasar controles que ahora no existen.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDerechos tumbados
Artículo siguienteLa entrada en vigor del registro horario reduce un 11,6% de las horas extra
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre