Asturias
Contaminación industrial en las proximidades de Gijón.

“La contaminación es algo peligroso porque enferma y mata. En Asturias hay que reducirla”. Así de firme y tajante se mostraba el consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto, durante una entrevista en El Comercio publicada el pasado fin de semana. De haber salido del gabinete de prensa de cualquier organización ecologista, tal titular habría sido tachado de inmediato de alarmista. Y sin embargo, la declaración del consejero de asuntos sanitarios asturianos choca frontalmente con la que realizó hace algunas semanas a Diario16 uno de sus compañeros de gabinete, Benigno Fernández, viceconsejero de Medio Ambiente, que acusó a nuestra publicación de crear “alarmismo injustificado” con los datos de la contaminación.

Fernández llegó a negar que existan elevados índices de contaminación peligrosos para la salud en esta comunidad autónoma y acusó a los ecologistas de “falsear” los datos de las mediciones obtenidas en las diferentes estaciones repartidas por la geografía asturiana. El viceconsejero tildó de “irresponsables” a los verdes por elaborar unos informes que “hacen mucho daño a Asturias” y recordó que los sucesivos planes puestos en marcha por el Principado en los últimos años han mejorado “notablemente” la calidad del aire, de forma que “los índices de contaminación ya están por debajo de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona”.

Diario16 se limitó a cumplir con su obligación de dar traslado a sus lectores de una información emanada de las organizaciones ecologistas asturianas, las que están sobre el terreno, al pie del cañón, y que conocen de primera mano el grave problema al que se enfrenta Asturias, una comunidad autónoma de hermosos paisajes cuyo futuro es cada vez más negro a consecuencia de la polución. Hoy, tras leer la entrevista del consejero de Sanidad en El Comercio, comprobamos que nuestras informaciones iban por el buen camino, como no podía ser de otra manera.

Pero cabe plantearse una pregunta: ¿cómo puede ser que en apenas unas semanas dos altos cargos de un mismo Gobierno regional puedan dar explicaciones tan diferentes sobre uno de los problemas que deberían ocupar un lugar preferente en la agenda política asturiana? ¿Puede ocurrir que el vértigo de la campaña electoral y la incertidumbre de los cargos y las listas futuras afecten tanto a dos responsables autonómicos hasta el punto de que aporten dos versiones completamente divergentes ante un tema tan grave?

Pero vayamos a lo que dijo De Busto a los compañeros de El Comercio. En un momento de la entrevista, el periodista le pregunta por un “tema del que se habló mucho en la pasada legislatura, el de la contaminación ambiental en Asturias”. “¿Como consejero de Sanidad es un tema que le preocupa?”, propone el redactor. De Busto contesta que “precisamente acabamos de aprobar el Plan de Salud Medioambiental, un trabajo muy bonito porque al fin y al cabo la contaminación es algo que produce enfermedades y es algo que mata. Lo dice la OMS y cualquier cerebro compuesto en Sanidad. Como consejero estaba obligado a hacer un estudio para saber cuál era la situación en nuestra comunidad y a partir de ahí lideramos un grupo de trabajo de nueve direcciones generales (Sanidad, Infraestructura, Industria, Empleo y Presidencia). El reto ahora es reducir los contaminantes”.

Pero lo mejor va en la siguiente pregunta del entrevistador: “O sea que hay correlación entre contaminación y enfermedades”, insiste el periodista. “Claramente. En las zonas donde hay más contaminación hay más infartos agudos de miocardio, más enfermedades cardiovasculares y complicaciones respiratorias. Tenemos que trabajar en disminuir la polución en esas zonas, que son las que detallan los planes de Oviedo, Gijón y Avilés. Hay que disminuir el tráfico de vehículos, el humo de determinadas industrias y conseguir un ambiente más sano. El otro día, en la presentación de los datos sobre cáncer laboral, ya lo dije: un proyecto empresarial importante, si es viable a base de enfermar a los trabajadores, pasa a ser un proyecto inviable”.

No hay más que comparar lo que ha dicho Del Busto con lo que dijo a Diario16 Benigno Fernández, quien para rebatir nuestras informaciones sobre los excesos de la contaminación llegó a insinuar que estábamos generando alarma entre la ciudadanía. ¿Quién genera la alarma ahora, los periodistas de Diario16 que nos limitamos a cumplir con nuestra obligación de informar o su compañero el consejero de Sanidad que advierte del grave riesgo al que se enfrentan cientos de miles de personas?

Todos los informes apuntan a que la calidad del aire en Asturias se ha degradado en los últimos años en esta región como consecuencia de su intensa actividad industrial, mientras los sucesivos planes de choque de la administración autonómica no son más que un parche que no consigue resolver el problema. Según las organizaciones ecologistas, que toman como referencia informes elaborados a partir de las mediciones en las diferentes estaciones ambientales en los primeros días de 2019, la comunidad autónoma asturiana sigue figurando entre las que soportan la peor calidad del aire de todo el país, algo que niega el Gobierno de Oviedo.

La guerra de cifras entre el Principado y los ecologistas está servida y mientras el Gobierno, por boca de Fernández, rechaza que ciudades como Avilés y Gijón continúen estando a la cabeza del ranking de las más contaminadas de España por su actividad industrial poco sostenible, los verdes y las asociaciones vecinales se están movilizando en numerosas localidades, también en los barrios de las grandes ciudades, con protestas casi todas las semanas. Entonces, ¿quién no está diciendo toda la verdad? ¿Quién está jugando con las cifras y con la salud de los asturianos? ¿Qué intereses económicos se esconden detrás de un problema que amenaza la vida de cientos de miles de personas? ¿Por qué ni siquiera se ponen de acuerdo los responsables políticos?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. …es que llegan ls elecciones y hay qe dar migajas «a ls palomitas»…
    ¿ veis que buenos son ? estamn arrepentidos ! se han dao cuen ! si les seguis votando lo arreglaran RAPIDO ! tan rapido como les ha costado reconocerlo !!
    Pero que buenazos y confiads son estos Astures,
    Bien que les llevan machacando 88 añazos !!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =