martes, 30mayo, 2023
25.6 C
Seville

El Presidente Abinader: «La palabra que se le da al pueblo dominicano es sagrada y yo no voy a traicionarla nunca»

Abinader logra, cumpliendo con su palabra, convertirse en modelo para Latinoamérica. Un sondeo realizado por la prestigiosa multinacional metroscópica Gallup señala que, aunque aún no ha superado el ecuador de su mandato, el nuevo modo de gobierno de Abinader coloca al presidente dominicano entre los 3 más valorados de Latinoamérica

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Frente al populismo de una oposición irresponsable que sólo busca el poder, el presidente de República Dominicana tiene los datos como aval de su gestión, datos que son valorados por los organismos internacionales más importantes del mundo, y que, por ejemplo, han colocado al país caribeño en la vanguardia del crecimiento económico, según las cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional, crecimiento que continuará en los próximos años.

La gestión de Luis Abinader en unos años muy difíciles está obteniendo el reconocimiento internacional aun sin haber alcanzado aún el ecuador de su mandato. Tal y como publicamos en Diario16, Abinader se ha colocado en los primeros lugares de los líderes más valorados del mundo, según la prestigiosa Association for Communication in Politics, por encima de jefes de Estado o primeros ministros de países lideres en economía  y desarrollo mundial.

El populismo sólo puede vencer a la veracidad de las cifras con la manipulación de los hechos. La realidad en República Dominicana respecto a la gestión que está haciendo Luis Abinader desde agosto de 2020 es muy diferente del escenario catastrófico que presentan el Partido de la Liberación Dominicana y Fuerza del Pueblo. En algunos casos, ante la abrumadora potencia de las cifras y del reconocimiento internacional a la labor de Abinader, han llegado a realizar viajes a distintos países para boicotear la imagen de República Dominicana en el exterior. Esta es la consecuencia del ansia de poder o de la patrimonialización de la Jefatura del Estado de algunos.

Sin embargo, Abinader continúa adelante, sin mirar ni contemplar las andanadas populistas, y esto lo ha llevado a ser valorado por la mundialmente reconocida multinacional Gallup como uno de los políticos con un mayor grado de cumplimiento en su gestión.

Luis Abinader, cuando aún no ha cumplido ni siquiera el paso del ecuador, ya ha colocado a República en tercer lugar de Latinoamérica. Un nivel de aceptación de la gestión gubernamental del 61%, en un escenario de crisis global. Las medidas que Abinader ha implementado para que escenarios catastróficos de los que el gobierno dominicano no es responsable no afecten a la ciudadanía son la verdadera causa de esos niveles de aceptación respecto al cumplimiento de la gestión.

Todo ello, además, sin aplicar estrategias que supondrían una hipoteca envenenada para las futuras generaciones, tal y como hicieron tanto Leonel Fernández como Danilo Medina cuando gobernaron con un modelo político basado en un sobreendeudamiento irresponsable que debilitaron la capacidad de respuesta del país frente a crisis globales como las que se han sufrido en los últimos dos años por la pandemia y la guerra de Ucrania.

Abinader y su gobierno han decidido, con el mejor de los criterios que es su compromiso con el pueblo dominicano, sacar adelante las promesas realizadas en la campaña electoral.  «La palabra que se le da al pueblo dominicano es sagrada. Y yo no voy a traicionarla nunca», afirmó el Presidente Luis Abinader.

En vez de aprovechar la situación dejada por los anteriores gobiernos para hacer una política egoísta y de golpes de efecto, el actual gobierno de República Dominicana ya tiene puestos en marcha todos, insisto, todos los proyectos y compromisos que asumió cuando Abinader accedió a la Presidencia.

Luis Abinader, con un nuevo estilo de gobernar, está practicando una serie de políticas en favor de su pueblo que, por un lado ha colocado a República Dominicana en la vanguardia del crecimiento económico mundial y, en segundo término, ha provocado que el Jefe del Estado dominicano se coloque como el tercer líder con un mayor nivel de aceptación de su gestión.

El crecimiento económico de República Dominicana se distingue del resto en que las consecuencias de la inflación importada por la crisis global están siendo afrontadas mirando el interés y las necesidades particulares de toda la ciudadanía, no sólo de unas minorías. A diferencia de otras potencias mundiales, las medidas adoptadas por el gobierno de Luis Abinader están evitando que el precio de los combustibles y la energía se dispare y afecten al bienestar del pueblo dominicano y, sobre todo, a la competitividad del tejido empresarial.

Las políticas de Luis Abinader se enfocan para que los problemas que son globales no afecten totalmente al pueblo dominicano y, al contrario, incorporen la búsqueda de la prosperidad con la entrada de inversiones que generen empleos y mejoras en los niveles de vida.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído