La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pese a haber finalizado el mandato hace dos años, continua bloqueada. No obstante, el órgano nombra cuatro nuevos cargos en pleno debate sobre la limitación de sus funciones.

Además del CGPJ también están pendientes de renovación el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el consejo de RTVE pero para esto se requiere un acuerdo entre las fuerzas políticas que no llega. El Partido Popular de Casado insiste en que, para llegar a un acuerdo con Sánchez para iniciar el proceso, el presidente del Gobierno tiene que romper con Pablo Iglesias.

Así, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha nombrado hoy con amplias mayorías a los presidentes de las Salas de lo Social de la Audiencia Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (sede de Burgos), de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias y de la Audiencia Provincial de Cáceres.

Las cuatro plazas permanecían vacantes desde finales de 2019: la presidencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional desde septiembre de ese año, por el nombramiento de su titular, Ricardo Bodas, como magistrado de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo; la de la Sala de lo Contencioso del TSJ de Asturias desde octubre, por el nombramiento de su titular, Jesús María Chamorro, como presidente del Tribunal Superior asturiano; y las de la Sala de lo Social del TSJ de Asturias y de la Audiencia de Cáceres desde noviembre. En el Pleno de ese mes finalizó el mandato de la titular de la primera, María José Renedo, y se produjo el nombramiento de la titular de la Audiencia cacereña, María Félix Tena, para la presidencia del TSJ de Extremadura.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre