El pasado 15 de febrero conocíamos la noticia de que Antonio Tajani alegaba motivos de seguridad para que no se celebrase la conferencia prevista en la Eurocámara por parte de Carles Puigdemont y Quim Torra. 

Ese mismo día conocíamos que Vox daría una conferencia en próximas fechas.

El objetivo de las conferencias era el mismo: hablar de lo que está sucediendo en España respecto a Cataluña.

Si Tajani consideró que no era apropiado dar la conferencia del Presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al Presidente en el exilio, Carles Puigdemont, por motivos de seguridad, ahora ve con buenos ojos que la extrema derecha pueda celebrar una conferencia porque el departamento de seguridad no plantea riesgos ni problemas.

La conferencia de Torra y Puigdemont se celebró finalmente el mismo día y a la misma hora que estaba prevista, pero en un lugar diferente, en un céntrico hotel de la capital belga. Y no se produjo ningún tipo de altercado, ni ningún hecho que pudiera sostener los argumentos empleados por Tajani para suspenderla.

La decisión de Tajani se puso de manifiesto como respuesta a una carta enviada por las formaciones políticas del Partido Popular, el PSOE y Ciudadanos en la Eurocámara, donde le solicitaban que no permitiera que la conferencia se produjera. Sin embargo, estas formaciones han mantenido silencio ante la convocatoria de la conferencia de la formación ultraderechista de Vox.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre