La líder andaluza de Anticapitalistas y hasta hoy máxima dirigente de Adelante Andalucía en el Parlamento de Andalucía ha sido expulsada este miércoles junto a otros siete diputados, todos ellos de la corriente Anticapitalistas, de los 17 con que cuenta el Grupo Parlamentario Adelante Andalucía en la Cámara autonómica en esta XI Legislatura. Se consuma de este modo una iniciativa impulsada por la portavoz del grupo parlamentario, Inmaculada Nieto, de IU, apelando al Pacto Antitranfuguismo, que ha estado de brazos cruzados prácticamente durante una larga década. Hasta este pasado verano. La expulsión ha sido aprobada por la Mesa del Parlamento Andaluz con los votos a favor de PSOE, Vox y Ciudadanos. El Partido Popular se ha abstenido.

Los ocho diputados de Adelante Andalucía pasarán ahora a formar parte del grupo de no adscritos junto a una ex diputada de Vox

A partir de ahora, los ocho ex diputados de Adelante Andalucía compartirán escaños de no adscritos junto a la ex diputada de Vox Luz Belinda Rodríguez, actualmente unida al proyecto político de Falange, fundado por José Antonio Primo de Rivera.

El pasado febrero, Teresa Rodríguez y el líder nacional de Podemos, Pablo Iglesias, publicaron un video en las redes sociales donde se felicitaban por el divorcio amistoso que ambas corrientes dentro de la formación de izquierdas habían acordado. Tras este último movimiento en la Cámara autonómica consumado este miércoles, la ya ex líder de Adelante Andalucía y los siete diputados expulsados recurrirán la decisión ante el Tribunal Constitucional. De momento, todos ellos pasan al grupo de no adscritos.

Las direcciones de Podemos e IU han avalado la expulsión de Adelante, tomando como base el último acuerdo en materia de lucha contra el transfuguismo suscrito esta misma semana por varios partidos políticos a nivel nacional. Además de Teresa Rodríguez, los otros siete diputados expulsados son los portavoces adjuntos Ángela Aguilera y José Ignacio García, así como los parlamentarios Luz Marina Dorado, María Vanessa García, María Gracia González, Nacho Molina y Diego Crespo.

El difícil encaje legal de la expulsión de estos ocho diputados ha postergado la decisión final de la Mesa del Parlamento de Andalucía durante más de medio mes, tras estudiar los servicios jurídicos de la Cámara una serie de documentos requeridos a los impulsores de la petición de expulsión.

Las direcciones de Podemos e IU han considerado que estos diputados estaban en situación de tansfuguismo porque habían abandonado la formación dirigida por Iglesias, y a través de la que, según ellos, lograron sus escaños dentro de la confluencia andaluza que ésta comparte con IU y otras dos formaciones andalucistas.

Dudas legales

La dirigente andaluza de Anticapitalistas subraya punto por punto el informe elaborado hace solo una semana por los Servicios Jurídicos del Parlamento Andaluz en el que se constata que “para que un diputado adquiera la condición de no adscrito, es necesario que haya causado baja en su grupo parlamentario”, algo que no se puede aplicar en este caso en particular según la dirigente ahora expulsada. Pese a este informe encargado por el Letrado Mayor de la Cámara andaluza, Ángel Marrero, la Mesa del Parlamento ha consumado la expulsión de los ocho diputados al no ser vinculante el informe de los Servicios Jurídicos del Parlamento. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre