El Ministerio de Asuntos Exteriores ha cambiado de postura respecto a las oficinas de representación exterior del Govern de Cataluña: ha dado su visto bueno a la reapertura de tres delegaciones que había sido impugnado y paralizado en la legislatura anterior.

La Generalitat ha tenido que reformular los objetivos que han de justificarse para poder abrir las oficinas en terceros países y ahora el ministerio no considera que haya riesgo ni colisión con la acción exterior de España.

El pasado martes desde el govern de la Generalitat se aprobaron tres decretos con el objetivo de reabrir las denominadas «embajadas» en Argentina, México y Túnez. Su apertura fue suspendida de manera cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña durante el mandato del Sr. Borrell como ministro de Exteriores.

Queda así anulada la vía judicial ante este asunto.

Estos textos aprobados en Cataluña contaban ya con el visto bueno del ejecutivo estatal, por lo que después de introducir algunas modificaciones, han tenido luz verde para avanzar en esta cuestión. Nada excepcional puesto que la ley prevé que deba ser así el procedimiento. Concretamente el cambio se produjo el día 10 de enero, antes de la toma de posesión de la nueva ministra: Arancha González Laya, y quien se encontraba al frente de manera interina era Margarita Robles.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 1 =