El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en diciembre en relación al mes anterior y elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el -0,5%, por el encarecimiento de la electricidad y de las gasolinas.

Con el dato de diciembre, el IPC interanual encadena su novena tasa negativa consecutiva, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

Índice de precios de consumo. Base 2016 = 100. Índice general. Nacional los datos correspondientes a la serie y los períodos que se relacionan, tomando como base el año indicado igual a cien, efectuados en su caso los enlaces y cambios de base correspondientes, son los siguientes:

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy los datos correspondientes al IPC del mes de diciembre. Aunque los precios en este mes aumentaron un 0,2% respecto a noviembre, la tasa interanual se mantiene en valores negativos, alcanzando el -0,5%, lo cual supone un aumento de 3 décimas respecto al dato registrado el mes anterior. La inflación media para el año 2020 se situaría en el -0,3%.

Una de las causas principales de este escenario se encuentra en la evolución seguida por los precios de los productos energéticos, puesto que, durante el pasado año, tanto la electricidad como los carburantes registraron una caída media anual por encima del 10% respecto a 2019.

Si se excluyen los precios energéticos junto con el de los productos no elaborados, se observa que la inflación subyacente no presenta valores negativos, aunque si pueden calificarse como “anormalmente bajos”. La tasa interanual se sitúa en el 0,1%, una décima menos que el mes anterior, quedando el dato para el total de 2020 en un 0,7%.

Por otra parte, si se examina la evolución de los bienes COVID-19, aquellos más consumidos por las familias españolas durante la pandemia, éstos han registrado una variación anual del 0,8%, un dato por encima de la tasa general. No obstante, sus precios se han reducido un 0,3% respecto al mes anterior.

Los grupos con mayor influencia positiva en esta evolución de la tasa anual son:

Vivienda, con una variación del –0,1%, más de dos puntos mayor que la del mes anterior, debida al aumento del precio de la electricidad, frente a la bajada registrada en diciembre de 2019.

También influye, aunque en menor medida, la subida del precio del gasóleo para calefacción, mayor este mes que en 2019.

Transporte, cuya tasa se incrementa siete décimas, hasta el –4,4%, como consecuencia del aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, mayor este mes que en 2019.

Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, que los precios del transporte aéreo de pasajeros aumentaron en 2019 más que este mes.

Por su parte, los grupos que destacan por su influencia negativa son:

Ocio y cultura, que registra una variación del –1,6%, siete décimas menos que en noviembre, causada porque los precios de los paquetes turísticos subieron más en diciembre de 2019 que este mes.

Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa disminuye dos décimas y se sitúa en el 1,1%. Este comportamiento es consecuencia del descenso de los precios de las legumbres y hortalizas, frente al aumento de 2019, y de que los precios de la carne subieron más en 2019 que este mes.

Destaca, además, aunque en sentido contrario, el incremento de los precios del pescado y marisco, mayor este mes que en 2019.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre