El hospital de niños Agia Sofia es el único centro público de cirugía cardiaca pediátrica en el Sistema Nacional de Salud de Grecia. Un centro que ha venido trabajando obtenido resultados muy positivos en los casos más complicados, atendiendo a niños de toda Grecia y también de países vecinos.

Sin embargo, desde el año 2011 comenzó a fallar su funcionamiento: cierres sucesivos, por distintos motivos, que se han visto agravados por la falta de personal especializado y de material -como camas de UCI-. El resultado de este mal funcionamiento ha conllevado que solamente se hayan podido atender una media de una o dos cirugías al mes. Estas deficiencias han ocasionado una larga lista de espera, de entre 30 y 60 niños, que desgraciadamente en algunos casos han fallecido al no poder aguantar tanto tiempo.

Cuatro meses cerrado por reformas

El pasado mes de septiembre de 2019, el centro solamente contaba con 2 camas de cuidados intensivos y la lista de espera aumentaba. Precisamente en este momento se produce un cierre del hospital para renovarlo, una reforma con fondos privados. Nos señalan desde la asociación creada por padres y madres de los menores que no comprenden cómo mientras otros hospitales fueron capaces de compatibilizar las obras con la atención de pacientes, en este caso, se optó por cerrar el hospital sin atender a los pequeños. Fueron cuatro los meses que permaneció cerrado el hospital, que se enlazó con la llegada de la pandemia de COVID-19.

Llega la pandemia de COVID-19

Fue entonces cuando el centro fue designado como unidad COVID-19, lo que ocasionó que no se retomasen las cirugías cardiacas a los pequeños. Se les comenzaba a derivar a otros centros, como el «Onasseion«, un hospital que no cuenta con los mismos recursos que el Agia Sofía, que está precisamente especializado en estas afecciones cardiacas pediátricas.

Los pacientes tienen en Grecia derecho a elegir al doctor que les atienda, algo que no está respetándose en estos casos en los que, en lugar de ser atendidos por los especialistas en los casos de problemas congénitos cardiacos infantiles, están siendo derivados a otros hospitales, enfocados en adultos.

La situación es de tal gravedad, que los padres y madres de los niños afectados se han organizado en una asociación, han iniciado campañas en redes sociales y han pedido ayuda a medios de comunicación internacional, como Diario16 para tener voz y buscar apoyo.

El Ministerio de Sanidad anuncia la reapertura pero no dice cuándo

Precisamente como consecuencia de la campaña que han iniciado esta misma semana, se ha producido una respuesta por parte del Ministerio de Salud, que ha anunciado que se reanudará la atención pediátrica en el hospital especializado. El problema es que no se sabe cuándo y las familias siguen esperando, ya desesperadas.

Diario16 ha contactado con Chryssanthi Kokolaki, presidente de la Asociación de pares de niños con enfermedades congénitas cardiacas. Chryssanthi nos ha explicado la situación desesperada de estos padres que necesitan urgentemente atención para sus hijos, con problemas congénitos, y agotados ya de pedirle al gobierno griego que tome medidas de una vez: un hospital que ya existía, unos profesionales preparados, y la falta de sensibilidad para entender que las vidas de estos niños corren peligro. Porque, según nos explica, además de abrir el hospital, necesitan recursos para que puedan atender a los niños que están esperando una intervención, un tratamiento: camas en las UCIS o personal son fundamentales para poder atender a los pequeños con dolencias tan graves.

También hemos hablado con Georgios Kalavrouziotis, Cirujana cardiaca del hospital Aghia Sophia, quien nos ha explicado la situación que están sufriendo y ante la que piden medidas urgentes por parte del gobierno griego.

Todos ellos coinciden en que, a pesar del anuncio que ha hecho el Ministerio de Sanidad griego sobre la inmediata reapertura del hospital, temen que no se lleve a cabo de manera urgente, y que por ello las vidas de los niños corran peligro.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre