Este lunes está prevista la firma del IV Convenio Único para el personal laboral de la Administración General del Estado, tras la denuncia por parte de CCOO y UGT en diciembre de 2015 del convenio actual.

Ambos sindicatos –la mayoría en la mesa de negociación- han alcanzado, tras varios meses de duras e intensas negociaciones, el acuerdo con el Gobierno sobre un texto y unas tablas salariales que suponen un importante avance en las condiciones de trabajo de cerca de 40.000 trabajadores y trabajadoras de este ámbito. A esta denuncia, no se unieron otros sindicatos por no oponerse al Gobierno del Partido Popular.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, firmará la subida del salario mínimo de 1.071 euros al mes para estos trabajadores, así como los acuerdos adicionales que se alcancen en la reunión de la Mesa de Negociación.

La firma se produce después de la reunión de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, presidida por el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, según informó el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

UGT y CCOO consideran que se ha alcanzado la mayoría de los objetivos que se habían marcado en 2015, empezando por una mejora retributiva para el personal laboral de la AGE que se cifra en un incremento del 14 % entre 2018 y 2020 para los salarios más bajos.

Una bolsa de horas de libre disposición para el cuidado de personas mayores, personas con discapacidad, hijos menores sujetos a tutela o acogimiento

Punto esencial de este nuevo convenio es la adecuación de la clasificación profesional al marco educativo en vigor y al Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales, lo que supone una verdadera modernización de la clasificación del personal laboral y permite al tiempo una clara definición de especialidades y de puestos de trabajo, reivindicación que a CCOO y UGT llevaban años poniendo de manifiesto.

El IV Convenio Único contempla por primera vez en el ámbito de la Administración General del Estado la posibilidad para el personal de acogerse a la jubilación parcial anticipada. Este objetivo, logrado en el último momento tras dirigir ambas organizaciones una carta a la ministra Meritxell Batet marcándolo como clave para llegar a un acuerdo final, supone un antes y un después en la situación del personal laboral de la AGE, cuya media de edad actual supera los 55 años.

Otros aspectos como el desarrollo del derecho a la carrera profesional, la revisión de las retribuciones complementarias, la implantación de un sistema ágil de movilidad para el personal o el impulso a procesos de cambio de régimen jurídico para personal laboral que desarrolla tareas análogas a las de personal funcionario son algunas de las metas que UGT y UGT se habían fijado. Ambos sindicatos consideran que incluir estas medidas en el Convenio Único hace que el texto responda a las exigencias planteadas y redunde en beneficio de las trabajadoras y trabajadores durante los próximos años.

Desde UGT han señalado que el convenio único “logra disminuir las desigualdades dentro de la Administración General del Estado”.

CCOO ha señalado que “la mejora de las condiciones salariales van más allá del incremento general para empleados públicos, ya que las nuevas tablas salariales suponen un incremento total del 14% entre 2018 y 2020 para los salarios más bajos”.

 

Conciliación laboral

Contempla la inclusión de una bolsa de horas de libre disposición para facilitar la conciliación laboral en el marco de la nueva instrucción de jornada y horarios de la Administración General del Estado, publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Se podrán realizar su jornada de trabajo en una parte fija y en otra flexible

En dicha resolución se establece la bolsa de horas de libre disposición, de hasta un 5% de la jornada anual, para el cuidado y atención de personas mayores, personas con discapacidad, hijos menores y menores sujetos a tutela o acogimiento. Estas horas deberán ser recuperadas en los tres meses siguientes a su uso por parte de los empleados públicos.

La resolución establece que los empleados públicos de la AGE podrán realizar su jornada de trabajo en una parte fija y en otra flexible. La fija será de 9.00 a 14.30 horas y el resto, hasta completar las 37,5 horas semanales, se realizará en horario flexible de 7.00 a 9.00 horas y de 14.30 a 18.00 horas.

El personal con horario de mañana y tarde tendrá una jornada fija de 9.00 a 17 horas, pudiendo completar su jornada en los mismos márgenes que el resto de los empleados públicos.

Esta resolución reemplaza a la de 2012, y regula por primera vez la jornada de tarde, que se llevará a cabo de 15.00 a 20.30 horas en su parte fija, pudiendo usar los márgenes de 13.00 a 15.00 horas y de 20.30 a 22.00 horas para cumplir con la totalidad de la jornada. Por su parte, la jornada de especial dedicación se mantiene en 40 horas semanales.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. cuando quieren votos en vez de ayudar a la gente qe produce
    del camp qe bien abandonado a su perra suerte que esta
    suben impuestos al sector servicio-publico qe no produce

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre