El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, confirma que el Gobierno ha acudido a los tribunales para que la familia del dictador Francisco Franco devuelva al Estado el Pazo de Meirás, en A Coruña, por considerar que «actuaron contra derecho» tal y como adelantó este miércoles el periódico El País.

En una entrevista en ‘Los Desayunos de TVE’, Sánchez explica los pormenores de esta demanda, que ha sido presentada por el Gobierno en los juzgados de A Coruña para la devolución del pazo de Meirás por entender que su venta a Francisco Franco fue «fraudulenta» porque se produjo tres años después de la primera compra por cuestación popular forzosa.

Al ser preguntado por si el Gobierno tiene la intención de que el Pazo de Meirás pase a ser del Estado, Sánchez ha respondido que «sin duda» porque los Franco actuaron «contra derecho». «Así de claro», ha añadido en una brevísima respuesta.

Los abogados del Estado basan la demanda en un acta notarial de 1938 desconocida hasta ahora que, según publica este jueves El País, y han confirmado a Efe fuentes del gobierno, confirma que la propiedad ya era residencia de la Jefatura del Estado. El documento señala que el pazo de Meirás fue comprado el 3 de agosto de 1938 por la Junta pro Pazo por 406.346 pesetas a los herederos de Emilia Pardo Bazán.

El dinero fue adelantado por el Banco Pastor, al que se devolvió con una cuestación popular que, al fracasar, se convirtió en forzosa, con dinero que se restaba de las nóminas de los funcionarios y de las arcas de los ayuntamientos de la provincia.

Información de Diario16

En una información publicada por diario16.com ya se adelantaba esta circunstancia en la que Franco se hizo con el pazo: las maniobras corruptas que acaban entregando un Pazo al dictador y aumentando su patrimonio año tras año, “Estaban protagonizadas por unas élites que venían de sustituir a las republicanas y buscaban asentarse en las orbitas de poder del régimen. Esa es la razón fundamental que explica que entreguen un pazo a Franco. Una vez asentadas, tendrán acceso preferente a los favores de una administración corrupta de la que emanaban todo tipo de favores en función de esa posición. El ejemplo más gráfico lo encontramos en la figura de Barrié de la Maza. Es el que acaba resolviendo la entrega del Pazo de Meirás y la Casa Cornide a los Franco, es el que recibe los máximos favores del régimen”

“Los Franco actuaron contra derecho”

Tres años después, el 24 de mayo de 1941, se celebró un contrato de compraventa en escritura pública entre Franco (representado en el acto por Pedro Barrié, dueño del Pastor) y Manuela Esteban-Collantes, viuda del hijo de la escritora.

Según los abogados del Estado, este contrato sirvió para crear «artificiosamente la apariencia de que Francisco Franco adquiría ese mismo inmueble por un precio de 85.000 pesetas», una cantidad que los letrados califican de “irrisoria».

Demanda contra los nietos

La demanda, que ha recaído en el Juzgado de Primera Instancia 1 de A Coruña, se presenta contra los nietos de Franco, Carmen, Jaime, Aránzazu, Cristóbal, María del Mar y María de la O Martínez-Bordiú, junto con la mercantil Prístina, SL, vinculada a la familia.

El Gobierno reivindica la rectificación del Registro de la Propiedad y la nulidad del título de donación en 1938, la «compraventa fraudulenta» de 1941 y la escritura de partición de la herencia de Carmen Franco.

La Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica (CRMH) de A Coruña se ha congratulado «por fin» de esta decisión al considerar que se trata de una «posesión irregular» de la familia Franco.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 6 =