¿Es aconsejable vacunar a toda la población, de forma obligatoria, en medio de una pandemia o esa medida provocaría tal rechazo que la campaña de inmunización de la sociedad estaría abocada al fracaso de antemano? Los expertos y virólogos no se ponen de acuerdo y lo cierto es que, a poco tiempo para que las vacunas lleguen a España, nuestro país deberá tomar una decisión al respecto. Así, el epidemiólogo y ex directivo de la OMS, Daniel López Acuña, sitúa el objetivo de la vacunación en 35 millones de españoles, el 90 por ciento de la población, y reclama que la campaña sea obligatoria para toda la sociedad. “En situaciones de pandemia la ley permite la vacuna obligatoria”, recuerda.

No parece que esa sea, de momento, la intención del gabinete Sánchez. Hoy mismo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el plan de vacunación contra el coronavirus empezará en enero de 2021 y no será de carácter obligatorio para toda la población. De hecho, ha declarado que “los expertos recomiendan que no sea obligatoria” ya que, según ha declarado Illa, “podría ser contraproducente”.

En una entrevista en Rac1, el ministro de Sanidad ha defendido que ya existe un alto nivel de concienciación por parte de la ciudadanía que permitirá que la vacuna tenga buena acogida por parte de la población, algo que “ya será suficiente”. Según Illa, el plan de vacunación dará comienzo a principios de 2021 y la intención es “tener a la mayoría de la población inmunizada” entre los meses de mayo y julio del mismo año, informa Europa Press.

Ante esta situación, ha sostenido que el sistema sanitario “está preparado y en condiciones” para garantizar el acceso de la vacuna, y ha destacado que actualmente hay 13.000 puntos de vacunación en el territorio español y que en anteriores ocasiones se ha podido vacunar de la gripe a más de 14 millones de personas en 9 semanas.

El ministro ha afirmado que se está impulsado una estrategia de vacunación a nivel europeo que permitirá que se distribuyan en todos los países de manera equitativa y siguiendo los mismos tempos: “Es un ejercicio de coordinación notable”.

Ha destacado la efectividad de las vacunas de Pfizer y BioNTech y de Moderna: “Son las dos que presentan una tecnología innovadora que han dado resultados que han sorprendido a los expertos”. En relación a la desescalada en Cataluña a partir del lunes 23 de noviembre, ha defendido que el levantamiento de restricciones de manera progresiva es prudente, aunque ha pedido responsabilidad ciudadana: “Debemos ir con mucha prudencia para evitar tomar medidas que nadie querría”.

En ese sentido, ha llamado a la ciudadanía a mantener «la guardia alta» y a seguir cumpliendo las medidas sanitarias para frenar los contagios de Covid-19 y para evitar una relajación que suponga un repunte de casos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre