El Gobierno está estudiando un plan B para prorrogar los ERTE si no se aprueba el estado de alarma el próximo miércoles y así evitar dejar en sin prestación a los cientos de miles de trabajadores acogidos a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo . 

Según ha podido saber Diario16 de fuentes sindicales, se están negociando posible soluciones para garantizar la continuidad de los prestaciones con el Gobierno y evitar que los ERTE por fuerza mayor decaigan si no se prorroga el estado de alarma.

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha confirmado en rueda de prensa para analizar los datos de paro y afiliación que el Ejecutivo negocia, con patronal y sindicatos, un acuerdo para prolongar los ERTE y que puedan acompasarse a la vuelta a la actividad de las empresas en la desescalada del confinamiento.

Pérez Rey ha pedido “responsabilidad a los grupos parlamentarios para que den su apoyo a la prórroga del estado de alarma”, ya que “a él están supeditados los ERTE por fuerza mayor”.

Para el secretario de Estado de Empleo “el estado de alarma es el paraguas jurídico y mantenemos la idea de que no tiene por qué sucumbir en los próximos días”.

De la misma opinión es el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, para quien “el acuerdo es factible porque todos queremos llegar a él”.

El Gobierno tiene “el firme compromiso de lograr el apoyo de los agentes sociales en el final de la pandemia, al igual que lo tuvo en el principio”, por eso, en la mesa de diálogo social se contempla “cómo ajustar la vuelta a la actividad, con medidas sencillas y que permitan ajustar el número de trabajadores que salen del ERTE al volumen de actividad de las empresas”.

Por último, Pérez Rey ha señalado que ya hay una circular con un criterio interpretativo de la Dirección General de Trabajo “que permite a las empresas sacar de los ERTE a trabajadores incluso a tiempo parcial”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre