Los Reyes presiden el lunes un funeral en La Almudena por las decenas de miles de víctimas del Covid-19. Una decisión del Gobierno de coalición para compensar de alguna manera a la Casa Real por su mera imagen figurativa en la crisis de la pandemia.

La misa funeral será oficiada por el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y vicepresidente de la CEE, y concelebrada por obispos de diversas diócesis españolas, entre ellos el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal.

El Gobierno en pleno asistirá a este funeral pero que espera a tener mayor protagonismo diez días después en el homenaje exclusivamente civil que ha organizado el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Patio de La Armería y al que también asistirán los Reyes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre