Alberto Rodríguez, de Podemos, ante la mirada atónita de Rajoy.

El diputado de Unidas Podemos, Alberto Rodriguez, anunció ayer por la tarde que no acudirá a declarar ante el Tribunal Supremo mañana martes. Concretamente, Rodriguez ha sido acusado por la Fiscalía de agredir, supuestamente, a un agente de Policía Nacional en una protesta contra la LOMCE que tuvo lugar en 2014.

Al ser Rodriguez diputado en el Congreso, está aforado, razón por la cual, el Juzgado de Instrucción 4 de San Cristóbal de La Laguna tuvo que remitir al Tribunal Supremo el caso. La denuncia se fundamenta en un atestado de la Policía de la Comisaría de La Laguna, que señala al diputado por la comisión de un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad y lesiones, sobre el que el Ministerio Fiscal ha presentado escrito de acusación donde se solicita la imposición de una pena de prisión y un mes de multa.

Según el atestado policial, Rodriguez habría propinado una patada a un agente durante los altercados que se produjeron en la inauguración de una catedral, ceremonia en la que estaba presente el entonces ministro de Educación, José Ignacio Wert. Aprovechando su presencia, se produjo una manifestación de protesta contra la Ley Wert (ley para la Mejora de la Calidad Educativa, LOMCE).

Rodriguez ha señalado que, «desde el respeto a los procesos judiciales establecidos no me acojo al ofrecimiento del instructor. En ningún caso he cometido los hechos por los que se me investiga. Acudí a la manifestación, como miles de canarios y canarias a ejercer mis derechos democráticos de forma pacífica. Prueba de la contundencia de mis afirmaciones es que no fui ni detenido ni siquiera identificado por esos supuestos hechos en ningún momento. Gobiernos anteriores pretendieron criminalizar la protesta, pero no lo vamos a consentir».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre