Casi 500 millones de personas trabajan menos horas remuneradas de las que desearían o no tienen acceso al trabajo asalariado, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo, que muestra que el número de desempleados debería aumentar alrededor de 2,5 millones en 2020.

La disminución del crecimiento económico proyectado y la falta de inclusión perjudican a la capacidad de los países de menores ingresos para reducir la pobreza y mejorar la condiciones de trabajo. En este marco, “el desempleo mundial se ha mantenido relativamente estable durante los últimos nueve años, pero la desaceleración del crecimiento económico significa que mientras a nivel mundial la fuerza de trabajo incrementa, no se están creando suficientes nuevos empleos para absorber a los que se incorporan al mercado laboral”, revela el informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo.

Por su parte, el director general de la OIT, Guy Rider, afirmó a propósito que “para millones de personas es cada vez más difícil construir vidas mejores basadas en sus trabajo”, y señaló que “la persistencia y la amplitud de la exclusión y de las desigualdades relacionadas con el trabajo les impiden encontrar un empleo decente y forjarse un futuro mejor”.

¿Qué se entiende por trabajo decente?Según el informe, trabajo decente es el que “tiene que ver con la adecuación de los salarios o de los ingresos de trabajo por cuenta propia, con el derecho a la seguridad del empleo y a un lugar de trabajo seguro y saludable, el acceso a la protección social, la oportunidad de expresar  las propias opiniones y preocupaciones a través de un sindicato, una organización de empleadores u otro órgano representativo, así como con otros derechos fundamentales como la no discriminación”.

Además, el documento descubre que el desajuste entre la oferta y la demanda de mano de obra “se extiende más allá del desempleo a una amplia subutilización de la mano de obra”, y puntualiza en cifras que, además de los 188 millones de personas que hay desempleadas en el mundo, “165 millones de personas no tienen suficiente trabajo remunerado y 120 millones o bien han abandonado la búsqueda activa de trabajo o no tienen acceso al mercado laboral”, lo que supone un total de más de 470 millones de personas afectadas.

En otro orden de cosas, el informe habla de la pobreza moderada o extrema de los trabajadores, la cual debería incrementar entre 2020 y 2021 en los países en desarrollo. Esta pobreza afecta en la actualidad a más de 630 millones de trabajadores, una de cada cinco persona de la población activa según constata el documento de la OIT. Además, en cuanto a las desigualdades significativas en el acceso al trabajo y el crecimiento económico general, se encuentran la situación geográficas (países, zonas urbanas y rurales), el sexo y la edad. Concretamente, la OIT destaca que “un número impresionante de jóvenes, 267 millones entre 15 y 24 años, no trabaja ni estudia ni recibe formación, y otros tantos más tienen que soportar malas condiciones de trabajo”.

En cuanto al crecimiento económico, el informe afirma que “el ritmo y las formas actuales del crecimiento están entorpeciendo los esfuerzos dirigidos a reducir la pobreza y a mejorar las condiciones de trabajo en los países de bajos ingresos”. Asimismo, la OIT recomienda un cambio en el tipo de crecimiento “para estimular las actividades de mayor valor añadido, a través de la transformación estructural, la modernización tecnológica y la diversificación de la producción”.

De cara a los desafíos que se plantean en el mundo laboral, desde la Organización Internacional del Trabajo plantean con este informe una serie de cuestiones con el fin de configurar un panorama claro de las tendencias sociales y laborales a escala mundial con el fin de enfrentar los problemas y dificultades con los que se encuentran las políticas en esta materia. Finalmente, su principal autor, Stefan Kühn, arroja un mensaje de implicación, conciencia y  esperanza: “encontraremos la vía hacia el desarrollo sostenible e inclusivo sólo si combatimos este tipo de desigualdades en el mercado laboral y facilitamos el acceso al trabajo decente”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre