Bienvenidos a la era de los igaming, también conocidos como juegos online. Es preciso señalar que la categoría de los igaming hace referencia todos los juegos en línea en los que se apueste dinero o cualquier otro valor, como, por ejemplo, bitcoins u otras criptomonedas.

Las apuestas deportivas están causando furor en España. Las facilidades que ofrecen a la hora de poder participar y su sistema de recompensas las convierten en un complemento perfecto para seguir competiciones deportivas. La emoción con la que un espectador sigue un acontecimiento deportivo se ve incrementada cuando, además, hay una apuesta en juego, por pequeña que sea.

Al amparo de las apuestas deportivas ha ido creciendo otro modelo de negocio con muchas similitudes: el de los casinos online. Desde que en 2011 se creara en España el marco legal que les permite operar en suelo español, los casinos online no han parado de crecer y parece que lo seguirán haciendo.

Este fenómeno de los igaming no es exclusivo de España. Tomemos como referencia las cifras de uno de los gigantes mundiales del juego, la empresa sueca Betsson, que opera en 12 países europeos, entre los que se incluye España, y Asia Central. El grupo sueco ha ingresado 1.330 millones de coronas suecas en el primer trimestre de este año 2019, lo que supone un crecimiento del 10% con respecto al primer trimestre del año anterior en el que ingresaron 1.210 millones. Puedes encontrar más detalles sobre Betsson en casinos-online.es.

Las cifras del juego en España en 2018

Según la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), en 2018 se ha vuelto a ver incrementada la cantidad total jugada en territorio español. En todos los meses de 2018 se jugaron cantidades superiores a las jugadas en los mismos meses de 2017. No hubo ni un solo mes que no mejorase las cifras del año anterior.

2018 dio comienzo en la barrera de los 1.300 millones de euros mensuales, la cifra más alta registrada hasta ese momento. Poco tardaría en superarse. En marzo se alcanzó un nuevo máximo histórico, el de los 1.500 millones. Vino un pequeño “bajón” -en los meses de verano se jugó la nada despreciable cifra de 1.400 millones de euros- y tras el verano, la vuelta al trabajo trajo la necesidad de buscar nuevas distracciones. Como consecuencia, el gasto se volvió a disparar hasta que en octubre y noviembre se alcanzó el pico histórico de los 1.638 millones de euros.

Estos datos sorprenden, sobre todo, si los comparamos con los de años anteriores. Si volvemos la vista 5 años atrás, veremos que en 2013 la cantidad mensual jugada durante todo el año no llegó a alcanzar los 500 millones de euros. Estamos hablando de una diferencia de 1.000 millones en tan solo 5 años.

Hasta diciembre de 2016 el crecimiento fue más pausado y progresivo. Desde entonces y hasta la fecha actual, se han disparado unas cifras que no parecen tener techo, especialmente, si nos fijamos en el número de jugadores.

El pico de jugadores activos se alcanzó en octubre del año pasado cuando se llegó a los 900.000 usuarios. Teniendo en cuenta que España es un país con casi 47 millones de habitantes, el número de clientes potenciales de las casas de juegos es muy elevado. Es cuestión de tiempo que se alcance la cifra del millón de jugadores activos, si bien es verdad que, el del juego, es un modelo de negocio en el que hay mucha renovación, altas y bajas de jugadores.

La inversión publicitaria y las aplicaciones móviles, fundamentales

El éxito del juego online se ha sustentado estos años en la inversión que han realizado en publicidad las empresas del sector. El crecimiento de los ingresos ha ido parejo con el gasto en publicidad.

Hoy en día es muy difícil no ver ningún anuncio relacionado con las casas de apuestas o con los casinos online. Estas empresas están realizando fuertes inversiones que les están funcionando.

Las casas de apuestas llevan un tiempo teniendo presencia publicitaria en múltiples espacios y de diferentes maneras. Al habitual anuncio televisivo, radiofónico o en prensa escrita hay que añadir la difusión que ofrecen internet y las redes sociales. Ahora también patrocinan eventos deportivos y equipos de fútbol, baloncesto…

En 2013 la inversión publicitaria de estas empresas en España rondaba los 10 millones de euros. 5 años después han triplicado el gasto y alcanzado los 30 millones. Curiosamente, los ingresos obtenidos también se han triplicado en este último lustro.

Otro elemento que ha ayudado al boom de este fenómeno es el de la aparición de los smartphones y de las aplicaciones. Antes de la llegada de los móviles inteligentes, había que jugar desde un ordenador con conexión a la red. El smartphone ahorra tiempo y se ha convertido en una herramienta muy útil a la hora de conseguir información y poder seguir los eventos deportivos. Con los móviles se puede jugar cuando uno quiera, solo se necesita cobertura móvil. Basta un solo clic para poder hacer una apuesta o jugar a una máquina tragaperras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 5 =