Un informe elaborado por el Dr. Jon LaPook, ha demostrado la propagación del virus a través del aire en espacios cerrados. Concretamente, el virus puede infectar en una distancia de 16 pies, equivalente a unos 4 metros.

Este dato es importante sobre todo teniendo en cuenta el momento de la vuelta al colegio, a los centros laborales. Y es que, la confirmación de que el virus se puede transmitir por el aire -algo que a la OMS le ha costado reconocer-. y que en espacios cerrados la distancia de prevención que hay que mantener es mayor de lo que se pensaba hasta ahora (se recomendaba unos dos metros de distancia), tiene consecuencias directas sobre las medidas que habría que tomar a partir de ahora en el interior de los edificios para mantener las distancias de seguridad.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre