martes, 28septiembre, 2021
18.1 C
Seville

El cliente

Antonio Guerrero
Antonio Guerrero colecciona miradas, entre otras cosas. Prefiere las miradas zurdas antes que las diestras. Nació en Huelva en 1971 y reside en Almería. Estudió relaciones laborales y la licenciatura de Filosofía.
- Publicidad -

análisis

El mensaje de Araceli a los fanáticos del botellón: «Respetad la pandemia»

Araceli Hidalgo, la primera mujer vacunada contra el coronavirus en España, ha recibido la tercera dosis, un trance clínico que ha aprovechado para enviar...

La Izquierda Secuestrada

Todo tipo de nacionalismo es dogmático, mesiánico y sectario. Al igual que las religiones monoteístas, sus principios y raíces básicas obedecen a los intereses...

Reivindicando mi memoria histórica

Tras el asedio del Alcázar de Toledo, Franco fusiló a mi abuela Antonia Arrogante. Cada año rindo homenaje al luctuoso y trágico acontecimiento que...

El director de Confilegal y su especial manera de entender la justicia internacional en el caso Puigdemont: «Estas cosas funcionan así. Mediante contactos personales»

Ríos de tinta se están escribiendo sobre lo sucedido en Cerdeña el pasado viernes: la puesta inmediata en libertad del president Carles Puigdemont ha...
- Publicidad-

En materia laboral, y más aún en seguridad privada, no suele hablarse públicamente de este tema. Por lo general los argumentos en torno a la conflictividad laboral de los vigilantes de seguridad, y del personal de seguridad privada, se ciñen a las agresiones que sufren estos profesionales y que pasan desapercibidas, a las empresas piratas que incumplen la normativa laboral y a los problemas  propios de ciertas contradicciones legales que nunca  se resuelven o que no hay interés en resolver por parte del contexto político. Pero de los clientes no suele decirse mucho. Cuando una entidad pública o privada contrata los servicios de seguridad lo hace a través de una licitación o contratación, según el caso. Desde ese momento las empresas de seguridad destinan a las instalaciones del firmante a sus trabajadores. A partir de ahí comienza una relación opaca y extraña entre el cliente y los vigilantes de seguridad, de la que no se habla. Obviamente las empresas no desean perder a sus clientes y soportan sus directrices. Pero en el caso de la seguridad quienes les aguantan de verdad son los vigilantes. ¿Qué ocurre cuando un cliente da órdenes sin conocer el ordenamiento jurídico y exige bajo coacción ciertas actuaciones de corte ilegal? ¿Está el trabajador obligado a ejecutarlas? Las denuncias a los clientes no suelen ponerse, ni los medios se hacen eco de sus abusos, pero algunos clientes que se abastecen de servicios de seguridad incitan al delito y amenazan. Obviamente quienes quedan mal para la opinión pública son los trabajadores. Nunca nadie se ha tomado la molestia de hablar de esto y de decir esta verdad cada día más ofensiva. La FTSP USO-A asume la responsabilidad de contar este atentado contra la dignidad. La ciudadanía debe saber que personas sin cualificación obligan a la ejecución de acciones no del todo legales a personas con cualificación. Algunos clientes de servicios de seguridad son auténticos déspotas que juegan con el trabajo ajeno. ¿Por qué no se sanciona esto lo suficiente?  ¿Cuánto tiempo vamos a tener que soportar esta lacra, que es otra de las muchas que afean el sector y que mantienen la triste tragedia laboral del trabajador de seguridad? La FTSP USO-A siente este dolor silenciado por el miedo y lo hace público. Los clientes son una asignatura pendiente que merece revisión. La FTSP USO-A denuncia esta situación con rotundidad.    

Sumario: Algunos clientes de  las empresas de seguridad suponen una amenaza para la legalidad vigente porque exigen acciones ilegales en muchos casos.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

España ¡paya!

Hace ya casi un lustro que la tierra no expele lava. La zona cero sigue siendo una zona caliente de la que sigue brotando...

Subir imágenes de mujeres orinando en la calle a webs porno no es delito porque no se quebranta su “resistencia física y moral”, según...

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Viveiro, en Lugo, Pablo Muñoz Vázquez, se ha ratificado en la decisión...

Sánchez propone descentralizar las instituciones y Ayuso se altera

Uno de los problemas con los que se enfrenta cualquier Ejecutivo en España en los últimos años es el la despoblación de la España...

La llegada de Vox está legitimando la criminalización y persecución de las mujeres feministas

El Informe Represión al movimiento feminista en el Estado español recoge la violencia a la que las mujeres se enfrentan de forma sistemática y...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

España ¡paya!

Hace ya casi un lustro que la tierra no expele lava. La zona cero sigue siendo una zona caliente de la que sigue brotando...

Subir imágenes de mujeres orinando en la calle a webs porno no es delito porque no se quebranta su “resistencia física y moral”, según...

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Viveiro, en Lugo, Pablo Muñoz Vázquez, se ha ratificado en la decisión...

Sánchez propone descentralizar las instituciones y Ayuso se altera

Uno de los problemas con los que se enfrenta cualquier Ejecutivo en España en los últimos años es el la despoblación de la España...

La llegada de Vox está legitimando la criminalización y persecución de las mujeres feministas

El Informe Represión al movimiento feminista en el Estado español recoge la violencia a la que las mujeres se enfrentan de forma sistemática y...