La nefasta gestión de Isabel Díaz Ayuso atraviesa fronteras. En las últimas horas el diario británico The Telegraph ha alertado ante el peligro que para Europa supone la bomba vírica de Madrid generada por la ineficiente política sanitaria de la dirigente popular, tal como informa el diario El Plural. “¿Está Madrid llevando a España y a Europa a una segunda ola de covid?”, se pregunta el tabloide anglosajón.

El artículo resulta demoledor: “El aumento de nuevos casos en España es una preocupación creciente para el continente (…) El sistema de salud de Madrid se encuentra bajo una fuerte presión a medida que aumentan los casos y Europa mira”. Los reporteros ingleses ponen las políticas de Ayuso a la altura de países donde la pandemia avanza descontrolada, como Brasil o Perú. Es decir, tercermundismo epidémico. Las cifras no engañan: en las últimas dos semanas 103.000 casos en España frente a 62.000 en Francia mientras que la tasa de contagiados sigue siendo “mucho más elevada que Estados Unidos, el doble de Francia y nueve veces la de Italia”.

El varapalo de The Telegraph va directamente dirigido al Gobierno regional de Díaz Ayuso, máximo responsable del caos. “Ya se teme que la región de Madrid se encuentre en la cúspide de una segunda ola destructiva, que podría extenderse fácilmente al resto de España”, asegura el rotativo londinense. “Los expertos en salud pública y los trabajadores del sector de la salud señalan fallos básicos en los esfuerzos de Madrid para combatir el contagio, particularmente la falta de rastreadores después de meses de preparación para una campaña de otoño anticipada”. Y añade el reportaje: “El Gobierno regional de Madrid ha dejado que el virus se descontrole de nuevo: esta vez sin la excusa de la falta de conocimiento o de tiempo para prepararse”.

Todo ha fallado en Madrid, según los articulistas: “El aumento de España en comparación con los países vecinos se ha explicado en parte por las tradiciones muy sociables del país (…) Medidas que sólo costarían 400 millones de euros, con el Gobierno regional de Madrid habiendo recibido más de 2 billones de euros extra para recursos contra el covid por la Administración Central”.

A esta hora todos los científicos se preguntan qué demonios está fallando en Madrid. La comunidad autónoma con mayores recursos y potencial de todo el país se ha visto desbordada por la pandemia y nadie parece tener ni la más remota idea de cómo frenar la expansión del coronavirus, que cada día se supera en récord de contagios. La gente se infecta por miles. Las materias sanitarias están transferidas desde hace años y es hora de exigir responsabilidades. El pasado lunes, el doctor Simón advertía de que Madrid preocupa y mucho. Con un 14 por ciento de la población de España, acumula en la última semana casi un tercio de todos los positivos por coronavirus: 14.871 de los 49.399 nuevos casos. En cuanto a las hospitalizaciones, un 30 por ciento de los ingresados por covid-19 en España (6.807) han caído en esa comunidad. “Madrid es la comunidad autónoma donde hay que poner toda la atención. Es el ‘hub’ [núcleo de comunicaciones] del país. Ahí están los centros de transporte y si se dispara la transmisión en la capital, la expansión al resto del país está garantizada”, alerta Álex Arenas, físico e investigador de la Universidad Rovira i Virgili y experto en modelos matemáticos.

La Atención Primaria, primera línea de combate contra el virus, está desbordada y de nada sirve que las mareas y protestas ciudadanas se echen a la calle para advertir de que el otoño amenazante se acerca y puede colapsar el sistema de Salud en cualquier momento. Nadie escucha a los profesionales y pacientes, las camas hospitalarias y las UCI están al límite, faltan médicos, enfermeros y material adecuado y poco o nada se ha hecho respecto a las residencias de ancianos, muchas de las cuales siguen en manos de piratas que hacen negocio con la vejez y la enfermedad. Con paciencia, los maestros de escuela guardan largas horas de cola para someterse al consabido PCR y al final los envían otra vez para casa con la prueba pendiente y una palmadita en la espalda. En cuanto a las unidades de rastreadores, que la OMS ha señalado como agentes fundamentales para el seguimiento de los contagiados, siguen brillando por su ausencia. Eso sí, en los hospitales ya hay más capellanes que cirujanos. Así es el Madrid apocalíptico de una gobernante inspirada en el modelo “trumpista” a la que la situación se le ha ido de las manos.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Es que el pasear el perro de la patrona no proporciona sabiduría política ni ninguna otra, lo que si da es una escalera para trepar en el entramado político-social. Ahora bien, está ahí porque los madrileños y madrileñas le votaron, eso es lo grave.

  2. Al margen de pasear, es la utilización de las élites de personajes de ese tipo Pero lo preocupante es ese partido llamado ha renovar ha esa derecha fascista heredera del franquismo si estoy hablando de CIUDADANOS. pura vergüenza, viva la republica

  3. La Comunidad de Madrid no tiene control sobre las fronteras, es decir, sobre Barajas, ¿o acaso los controles sanitarios en Barajas han sido suficientes a lo largo de este Verano?, en realidad ni siquiera han existido ¿cuantos Test se han hecho a los viajeros que desembarcaban en Barajas?, todo asintomatico que ha llegado a Madrid ha podido entrar sin problema alguno por Barajas. ¿Quieren decirme ustedes que la Sra Ayuso ha fabricado virus o es que siendo Madrid un sitio de paso, es el lugar mas vulnerable para que las infecciones se disparen?. Por otro lado habria que remarcar que la Comunidad de Madrid es de las que menos muertes tienen por cada 100 mil habitantes, lo que confirma que hay mucho asintomatico detectado por los Test que ha hecho Madrid. Ah, por cierto, el periodico The Telegraph repite como papagayo lo que lee en la prensa española, no seamos paletos, no por ser britanicos tienen el don de saberllo todo.

  4. El problema no es el que esta señora sea o no incompetente, que sería otro tema. El problema es que es un tema de estado, como al emérito, el taparlo.
    Recomiendo hacer una ruta por todas las televisiones y ver cómo lo tapan. Al final nos enteraremos por la prensa extranjera

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre