La Guardia Civil precinta la sede de Magrudis. Facua.

El bebé fallecido a los cinco días de nacer el pasado febrero también murió por la misma cepa de listeria originada en la empresa cárnica sevillana Magrudis, que ha causado hasta el momento otras tres muertes, según el último informe oficial de la Junta de Andalucía incluido en la causa judicial. La madre del recién nacido ingirió carne mechada contaminada de Magrudis junto a su familia en la Nochevieja de 2018 y todos ellos sufrieron la enfermedad.

La jueza investiga la posible responsabilidad del Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Salud en la crisis de Magrudis

La familia de este bebé está representada por la Asociación de Consumidores Facua en la causa judicial que instruye la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, quien este martes tomó declaración como investigadas a Encarnación Rodríguez, esposa del gerente de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, en prisión sin fianza desde finales del pasado septiembre junto a su hijo Sandro, administrador de la empresa.

También han declarado en calidad de investigados la hermana de la esposa del dueño de Magrudis, Isabel Rodríguez, a cuyo domicilio trasladaron los responsables de Magrudis los ordenadores de la empresa cuando saltó la alerta sanitaria el pasado mes de agosto, y también el supuesto comercial Federico Rodríguez Dorado, quien los investigadores de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) de la Guardia Civil sospechan que pudo tener un papel más protagonista en la trama que de simple comercial de la empresa, ya que se ha interceptado una conversación de Marín Ponce con el responsable de la agencia de seguros en la que Dorado aparece citado. Durante su declaración ante la jueza, el presunto comercial ha negado conocer que Magrudis seguía comercializando la carne contaminada pese a saber que desde febrero tenía listeria en sus instalaciones.

Por su parte, Facua, personada en la causa que se instruye por delitos contra la salud pública, homicidio y aborto, ha solicitado que presten declaración ante la instructora del caso los responsables del Ayuntamiento de Sevilla vinculados con este caso, ya que los responsables de esta asociación de consumidores creen que la investigación de la Ucoma “ha puesto de manifiesto que se produjeron aún más irregularidades en las responsabilidades inspectoras del Ayuntamiento de Sevilla que las que ya había dado a conocer Facua en los últimos meses”.

La jueza instructora anunció en un auto que tanto los responsables municipales del Ayuntamiento de Sevilla como los de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía vinculados con la crisis de Magrudis serán investigados hasta depurarse sus posibles responsabilidades.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − uno =