lunes, 15agosto, 2022
25 C
Seville

El Banco de España se desacredita solo

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La Vicepresidenta Segunda y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha calificado el Informe de Análisis y Propuestas Económicas del Banco de España en su referencia al empleo, de poco riguroso al no saber diferenciar entre empleo y contratación, apuntando que su discurso no se basa en datos y que se toma partido por opciones políticas con meridiano sesgo ideológico.

Los que han querido ver en estas manifestaciones de la Ministra como un intento de desacreditar al Banco de España y en concreto a su gobernador, Pablos Hernández de Cos, hay que recordarle que al banco emisor y a su máximo responsable no hace falta desacreditarle, lo hace él solito y de forma pertinaz y constante.

No hace falta retrotraerse mucho en el tiempo, aunque conviene recordar, que nadie en el Banco de España no solo no vieron venir la crisis financiera de 2008, sino que aplaudieron, sin disimular el sesgo ideológico, las medidas de recortes emprendida por el gobierno del PP de Rajoy, medidas neoliberales cuyos efectos y consecuencias doce años después aún la estamos padeciendo en cierto modo. Tampoco pusieron objeción alguna al rescate de la banca con más de 64.000 millones de euros de fondos públicos, sabiendo, como debían saber, que nunca se iban a recuperar en su integridad. En la actualidad solo se han recuperado unos 15.000 millones de los inicialmente inyectado en la banca, el resto no se espera recuperar. En esto el Banco de España, mira hacia otro lado.

Ya más recientemente, hay que recordar aquellos informes agoreros del desastre que supondría para economía y para el empleo la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Malos augurios que no se cumplieron.

Del mismo modo, el emisor se posicionó en contra de la subida de las pensiones en función el IPC, valorando positivamente las subidas anuales del 0,25% de las mismas llevadas a cabo por los gobiernos de Rajoy, manifestando la necesidad de la aplicación del factor de sostenibilidad, eufemismo tras el que se escondía un recorte de las nuevas pensiones, factor que afortunadamente nunca se puso en práctica.
La Reforma Laboral del Gobierno progresista tampoco fue de su agrado, y comprobando que la propia patronal lo aprobaba y defendía, hizo mutis por el foro y donde dije digo, digo diego.

En la actualidad el Banco de España, propone de la mano de la patronal, un Pacto de Renta en el que incluye también a las pensiones, otro eufemismo, ya que lo que se pretende es blindar los beneficios empresariales a costa de salarios y pensiones. Olvidando que hay una ley en vigor por la que la subida de las pensiones es en referencia el IPC.

El sesgo ideológico en los informes del Banco de España es tan evidente como evidentes son sus erróneos presagios económicos, por lo que decir, que actúan con determinada deriva ideológica, así como, manifestar que sus informes carecen de sustentos en datos que lo avalen no es desacreditarle y a la hemeroteca hay que ceñirse para comprobarlo una y otra vez que no se cumple ninguna de sus previsiones.

Si la institución emisora se desacredita solita, el gobernador lo hace también. Quien disfruta de una remuneración de fondos públicos de cerca de 200.000 euros anuales está desacreditado para exigir contención en la subida de salarios y pensiones. Hernández de Cos como vidente, adivino o futurólogo, pasaría hambre, pero como charlatán embaucador y manipulador viviría bien como lo hace ahora.

Así que, paniaguados y palmeros economistas neoliberales de salón, si el Banco de España se desacredita solo, también lo hace los que aplauden sus continuos desaciertos llenos de sesgo ideológico y vacuos de argumentación.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Banco de España desde tiempos de aquel Mariano Rubio no necesita que nadie lo desacredite.
    ¿Dónde quedó el muy prestigioso Servicio de Estudios de B. de E. de tiempos pretéritos?

    • Desde que yo recuerde este organismo ha sido un montón de mierda, que apesta por donde se le mire y que desgraciadamente nunca ha querido ni ha podido hacer nada por España. Otra fuga de dineros en salarios inútiles cuando no nocivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído