Después de unos días y muchas horas de negociación, en Bruselas se ha llegado a un acuerdo para crear un programa de ayudas para paliar los efectos del Covid-19. Este consta de dos partes: Préstamos por valor de 360.000 millones a abajo interés, además subvenciones a fondo perdido por valor de 390.000 millones. Esta será la primera vez que la Unión Europea conseguirá los 750.000 millones, emitiendo deuda pública con la garantía solidaria de los estados miembros, no por los recursos aportados por ellos

Al estado español le llegarán 140.000 millones entre préstamos y subvenciones a fondo perdidos que España tendrá que gestionar. El dinero no vendrá todo de golpe sino en cantidades que se liberarán según los planes de reformas que el gobierno presente y que Europa apruebe, es decir, si no hay reformas, no habrá dinero.

Existe una cláusula muy importante, si un estado miembro sospecha que no se llevan a término reformas comprometidas por un estado subvencionado, puede pedir el bloqueo de las ayudas hasta que el siguiente Consejo Europeo se reúna y analice la situación. ¿Por qué esta cláusula? Pues por cierta desconfianza y un mejor control sobre el tema.

Europa desconfía de España y con razón. Con treinta y cinco años reciben dinero y todavía no ha conseguido llegar al nivel que le correspondería tratándose del cuarto país en población de Europa, todos saben en que se han derrochado el dinero (trenes de alta velocidad no rentables, aeropuertos que no funcionan, autopistas gratuitas a chorros, autopistas de peaje rescatadas, corrupción sin conseguir pararla, etc., etc.)

Europa, Igual que pasa en España con las autonomías, hay países que reciben más de lo que aportan y otros que aportan más de lo que reciben y que son contribuyentes netos. España es de los primeros (el 2018, último año publicado, España contribuyó en el presupuesto europeo con 10.514 millones y recibió 12.270). En el periodo 2000-2018 el estado español recibió un total de 70.867 millones de euros netos a su favor.

Algunos medios de comunicación españoles criticaban la demora al llegar a un acuerdo y, ahora, critican que Italia recibirá más ayudas que España, siendo los dos países del Sur. Haría falta, cuando menos, un poco de seriedad a la hora de decir según qué. Italia ha sido un estado contribuyente neto desde siempre, en 2018 hizo una aportación neta de 4.878 millones y en el periodo 2000-2018 su aportación neta fue de 31.709 millones. No tienen ni punto de comparación.

¿No es normal esta desconfianza? ¿No es lógico comprobar en que se destinan las ayudas? ¿No está comprobado el mal uso que se ha hecho del dinero hasta ahora? Tenemos que estar agradecidos del acuerdo al que se ha llegado. Sin duda se ha hecho con la vista puesta en Europa, de haber sido un rescate para España, habría que recordar que sucedió en Grecia y sus graves consecuencias.

Sería muy deseable disponer de unos medios de comunicación como es debido y que ayudaran con la su crítica constructiva y de control, a que se llevaron a término las reformas necesarias para salir, de una vez por todas, de la situación en la que se encuentra España después de tantos años de pertenencia en la Comunidad Europea.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre