El Convenio de Estambul establece que la violencia contra las mujeres y la violencia intrafamiliar son una grave violación de los derechos humanos y una forma de discriminación, de la que los Estados son responsables si no responden de manera adecuada. Según el balance de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, actualizado el 4 de diciembre, 55 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en 2019, cuatro más que en 2018.  Sin embargo, las estadísticas oficiales solo recogen las violencias en el ámbito familiar o afectivo , dejando fuera las demás tipologías recogidas en el Convenio de Estambul.

Dicho convenio contempla como delito todas las formas de violencia contra la mujer: la violencia física, psicológica y sexual, incluida la violación; la mutilación genital femenina y cualquier violencia originada por la aplicación de tradiciones culturales que atenten o vulneren los derechos humanos; el matrimonio forzado, el acoso, el aborto forzado y la esterilización forzada; la violencia económica, el tráfico y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación; el acoso laboral por razón de género y cualquier otra forma de violencia que lesione o sea susceptible de lesionar.

En este sentido, Feminicidio.net ha registrado 99 feminicidios y otros asesinatos de mujeres en 2019, uno más que en 2018. Los últimos casos corresponden al “feminicidio íntimo” de Alexia Paola Carralero de 38 años en Vicálvaro (Madrid) y el “feminicidio no íntimo” de Marta Calvo Burón, de 25 años, asesinada en Manuel (Valencia). Además, en el desglose por tipologías rezan 55 feminicidios íntimos oficiales, cinco feminicidios íntimos no oficiales, seis feminicidios no íntimos, un feminicidio infantil, 20 feminicidios familiares, un feminicidio por prostitución, cinco asesinatos de mujeres por robo, un asesinato de mujer por violencia comunitaria o económica y cinco feminicidios o asesinatos sin datos suficientes. Desde 2010, la plataforma ha registrado en España 1.085 mujeres asesinadas por hombres y como recoge el Convenio de Estambul, los tipos de violencia son muy diversos y deben ser señalados.

En un año donde el movimiento feminista ha vuelto a dejar manifiesto su poder en continuo crecimiento, Rebeca Alexandra Cadete Santana, de 26 años, era asesinada a puñaladas por su pareja en un piso de Laredo (Cantabria) donde fueron encerradas también sus amigas para que no pudieran evitar la perpetración del crimen machista. El asesinato de Rebeca tuvo otra víctima, su hija de cinco años, que quedó huérfana con la pérdida de su madre a manos de la violencia machista.

Según datos oficiales, 46 menores han quedado huérfanos por este tipo de violencia y dos han sido asesinados por su padres. Esta es la otra cara de la violencia machista, la sufrida por las hijas y los hijos de las mujeres sobre las que se ejerce esta violencia y que no deja de ser un asunto de extrema gravedad, que precisa de los protocolos pertinentes para su prevención. Los datos que arroja la delegación por comunidades posicionan a Andalucía a la cabeza del listado con 13 mujeres asesinadas, seguida de Cataluña con nueve y Canarias con ocho. Por edades, el grupo con más víctimas es el de mujeres con edades comprendidas entre los 41 y 50 años, y el que menos de 31 a 40 años. De esta manera, la estadística sitúa en segunda posición al grupo más joven, que inevitablemente nos lleva a recordar el papel protagonista de la educación -tanto en escuelas como en los hogares- para la prevención de la violencia machista en edades tempranas, en aras de una sociedad más justa, respetuosa e igualitaria.

Comienza un nuevo año lleno de propósitos y retos para la sociedad, entre los que destacan el feminismo y el ecologismo. Entre tanto, las herramientas que tenemos para luchar por un mundo mejor están en nosotros mismos, pero sin olvidar las que ofrecen gratuitamente desde las instituciones, como el 016, número de atención a personas víctimas de violencia machista que no deja rastro en la factura. Por un 2020 libre de machismo y repleto de salud, igualdad y solidaridad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre