EH Bildu responde al veto de PSOE, PP y VOX a la comisión de investigación sobre el GAL con cinco solicitudes de comparecencia

1

«Para informar de hechos relativos al terrorismo de Estado durante su gobierno tras las revelaciones realizadas por la desclasificación de documentación de la Central Intelligence Avency (CIA), en las cuales se apunta a las conexiones del expresidente Felipe González y sus Gobiernos en la creación del GAL». Así dice, literalmente, el escrito registrado esta misma mañana en el Congreso de los Diputados, presentado por EHBildu.

Este texto configura la petición de comparecencia de personas como José Barrionuevo, Ministro del Interior de Felipe González entre 1982 y 1988 y condenado por acciones del GAL; Juan Alberto Belloch,Ministro del Interior entre 1994 y 1996; José Luis Corcuera, Ministro del interior entre 1988 y 1993; Baltasar Garzón, ex magistrado del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional; Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad y condenado por acciones del GAL.

La portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para dar a conocer las medidas propuestas. Ha denunciado el hecho de que en anteriores legislaturas se han creado comisiones de investigación, por lo que el veto político de la mesa del Congreso no tiene más sentido que una razón de índole política al «no fundamentarse en ningún fundamento jurídico».

Se ha anunciado también el registro en las próximas horas en el Senado de la solicitud de una comisión de investigación.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Los herederos de una banda de criminales que causó centenares de muertos, (banda que sigue recibiendo como héroes a los asesinos), reclaman una investigación para aclarar la responsabilidad del estado por algunas muertes; de los suyos.

    La democracia y el estado español tuvo una actuación ejemplar de contención casi inimaginable en ningún otro país del mundo. La respuesta fuera de los cauces legales fue mínima comparada con la situación que se vivió y la violencia que ellos ejercieron.

    Mataron durante la dictadura y lo siguieron haciendo en democracia. Mataron socialistas, comunistas, a los del PP y a niños y mujeres sin relación ninguna con la política.

    Utilizaron el santuario francés para ponerse a salvo de la justicia española, donde con total impunidad vivían cómodamente y celebraban los asesinatos. Algunos hastiados de tal situación decidieron tomarse la justicia por su mano; los verdugos se convirtieron en victimas, y los lobos en corderos. Si ponemos las cosas en su contexto no es de extrañar que sucediera lo que sucedió, sino que la respuesta no fuera mayor.

    Los mismos que ampararon y todavía hoy siguen amparando a los criminales y justificando los crímenes, no tienen autoridad moral ninguna para pedir explicaciones.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre