Por lo general el trabajo de un vigilante de seguridad es un trabajo invisible. Nadie suele pensar realmente en ello. La enorme cantidad de estereotipos al respecto evita que la ciudadanía tenga en cuenta si estos trabajadores tienen o no problemas o si por el simple hecho de trabajar se juegan la vida. Se ha asentado en la opinión pública la idea de que estas personas son algo negativo y nadie se ha planteado si realmente lo son.

Se dan por hecho algunas falacias como que un vigilante de seguridad es una persona agresiva, violenta, poco formada, etc. Esto obviamente no es cierto pues estos profesionales deben contar con una formación para poder ejercer su profesión. El problema es que se los confunde injustamente con los intrusistas profesionales sitos en locales de ocio nocturno, obras y similares. Estos son el foco de la confusión, pues un vigilante habilitado debe pasar unas pruebas en el cuerpo nacional de policía y su nombre aparece, si las supera, en el B.O.E.

Lo cierto es que hay hechos que no se cuentan. Por ejemplo nunca se narran sus actos heroicos, como los del atentado en el metro de Madrid en el que fueron los primeros en intervenir (hecho que nunca salió en prensa); tampoco se cuentan las menciones de honor que otorgan anualmente las unidades de la policía nacional de cada provincia a estos profesionales por salvar vidas. Por otro lado, existe un total abandono por parte de los partidos políticos. Ninguno de estos lleva en su ideario los problemas de este sector que tiene mayor número de efectivos que los FFCC.

Ni siquiera se atienden las peticiones de sindicatos como la FTSP-USO siempre deseosa de mejorar el sector y dotarlo de más dignidad. Habida cuenta de lo dicho hay una palabra que hay que empezar a pronunciar. Según la RAE discriminar es dar un trato desfavorable a una colectividad, donde podemos incluir el desprecio inmerecido. Esta definición describe la situación real de este sector. Creo que se ha producido un abandono del mismo por la solidaridad pública y privada, solo atenta a los colectivos de populares. Como digo el concepto de discriminación se adecua perfectamente al colectivo.

La seguridad privada está totalmente discriminada, abandonada y ninguneada. Emularé ahora al Shakespeare y a su libro “El mercader de Venecia” para dibujar la situación. Allí aparece una expresión muy al caso: “Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos hacéis cosquillas, ¿no reímos? Si nos envenenáis, ¿no morimos? Y si nos ofendéis, ¿no vamos a vengarnos?” Con esta expresión pretendo decir que los vigilantes de seguridad, y el personal de seguridad privada en general, son personas y por lo tanto portadoras de sentimientos que se afectan cuando directa o indirectamente aparece una forma de discriminación.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa utilización de deportistas de élite en publicidad de juegos online incita a los jóvenes a la ludopatía
Artículo siguientePrisión permanente revisable para Ana Julia Quezada por el asesinato del pequeño Gabriel
Antonio Guerrero colecciona miradas, entre otras cosas. Prefiere las miradas zurdas antes que las diestras. Nació en Huelva en 1971 y reside en Almería. Estudió relaciones laborales y la licenciatura de Filosofía. Colaboraciones - Filosofía hoy. - Quimera. - Periódico "Diario de Almería" - Revista impresa Clarín. - Revista impresa Calicanto. -Astorga redacción. -Culturamas. - Revista digital La esfera cultural - Revista digital Madrid en Marco. - Revista digital alteridad. - Revista digital Poe+. - Televisiondebaleares.tv - Revista digital Elcoloquiodelosperros.net. - Revista digital Agora. Papeles de arte dramático. - Revista digital Resonancias.org. - Cadena Indal. (Televisión) Publicaciones: "Temperamento".Editorial Apeiron ediciones. 2017 "Literatura zurda". Editorial IEA. 2017 - “La mentira zurda. Cuentos de Joseph Landowski.” (Editorial: instituto de estudios almerienses). 2011. Investigaciones: - Miembro del grupo de investigación, Naturaleza y persona, de la universidad de Navarra. - “Temperamento. Elementos filosóficos en la obra de Mary Shelly”. Proyecto fin de carrera del grado de filosofía. Directora: Amelia Varcárcel. Nota: Sobresaliente. - “Plan de integral seguridad de la central nuclear de Valdecaballeros”. Proyecto final del curso de Director de seguridad. 2012. Apto. Uned- -Iuisi. Antologías: - "La piel del secreto". Circulo rojo. 2012. (El Ejido) - "Bocados Sabrosos". Acen ediciones. 2011. (Castellón) - "Relatos Urbanos". Ecu ediciones. 2011. (Alicante) - “A cuento de Almería”. Lagarto editores 2009. (El Ejido) - “Almería: Autores del crimen.” Circulo Rojo 2009. (El Ejido) - “Déjame salir”. Círculo Rojo. 2009. - “Colección de relatos de Oria”. Diputación de Almería 2008. - “Los chicos feos también quieren bailar”. Lagarto ediciones. 2008. - “Agenda mágica literaria”. Lagarto editores. 2008. - “Cuéntanos tu mensaje”. Diputación de Almería. 2007. Concursos Literarios: - Segundo premio concurso relatos Candil Radio. 2010. Almería. - “Finalista concurso relato de terror editorial Círculo Rojo 2009”. Almería. - “Finalista Concurso relatos Villa de Oria 2009”. Almeria. - “Segundo premio XIV y XV Concurso de relato corto Biblioteca Central de El Ejido. 2007 y 2008”. Almería. - “Tercer premio Concurso de relato corto: Cuéntanos tu mensaje. 2006. Organizador Diputación de Almería.”. - “Primer premio Concurso de relato corto: La Gaceta del Condado. 2005. Huelva”. - “Primer premio Concurso de microrelato. Año 2000. Nacional. Realizarte.com

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre