Las selecciones de Dinamarca y Francia han empatado sin goles –el primer 0-0 de Rusia 2018– en un partido que estaba ya previsto, aunque lo seleccionadores de ambos equipos hayan insistido en decir lo contrario. Y era lógico. Francia lideraba el grupo con 6 puntos y Dinamarca era segundo, con 4, mientras Australia estaba lejos con un punto y Perú tenía su casillero en blanco. Ahora, ambas pasan a octavos de final y las otras dos selecciones del grupo hacen las maletas.

Francia ya estaba clasificada y sólo si Dinamarca ganaba el partido podía perder la primera posición del grupo C, por lo que la selección gala salió bastante tranquila al terreno de juego. Mientras, la selección danesa estaba pendiente del otro encuentro del grupo que enfrentaba a la misma hora a Australia y Perú, porque una victoria de los australianos podía dejarles fuera de los octavos de final si caían ante los franceses.

Así las cosas, la primera parte del encuentro apenas tuvo ocasiones de peligro para ambas porterías. Hasta pasada media hora no llegó la primera ocasión clara de peligro, que protagonizó Antoine Griezmann, aunque el jugador del Atlético de Madrid estuvo muy activo y protagonizó varias jugadas de peligro. A pesar de ello, su equipo apenas creaba juego por las bandas y necesitaban buscar otras opciones  para avanzar con algo de peligro.

Los daneses salieron bien ordenados en defensa, a la espera de que un error de Francia les diera opciones de crear peligro. Como dato, Francia tuvo el balón casi un setenta por ciento del tiempo. Pero tampoco les importaba demasiado, mientras el marcador continuara con el empate.

La segunda parte fue más de lo mismo y hasta el público no pudo evitar lanzar silbidos al ver lo que ocurría en el terreno de juego. Era evidente el conformismo de ambas selecciones, sobre todo de Dinamarca, que prefería evitar riesgos.

Al final, las dos selecciones terminaron satisfechas y sus jugadores salieron del terreno de juego entre saludos y abrazos afectuosos.

Perú gana a Australia y se va con la cabeza bien alta (0-2)

Perú se hizo con el triunfo con un resultado de 0-2 ante Australia. Los peruanos dejan el Mundial de Rusia con una muy buena imagen y ganando justamente un partido que los convierte terceros en el Grupo C. Los australianos aunque tuvieran lo opción de clasificarse, por muy pequeña que fuera, no se mostraron muy cómodos en el encuentro y dejan la competición como últimos del grupo.

El partido comenzó con un buen ritmo de juego, con los australianos generando alguna ocasión para intentar adelantarse, sin embargo los peruanos aprovecharon la primera que tuvieron en el minuto 18 y marcaron por mediación de Carrillo, con un potente disparo cruzado. Así Perú consiguió marcar su primer gol en un Mundial después de 36 años.

Los de Oceanía no cambiaron su tónica después del gol y siguieron en busca del tanto que igualara el partido y así aumentar sus oportunidades de seguir en la competición. La selección Peruana al verse ganando, se replegó algo hacia atrás, pero generando alguna ocasión intermitentemente. Finalmente se fueron al descanso con este resultado.

Al volver al terreno de juego, Perú tuvo más el dominio del cuero y consiguió marcar su segundo gol en el minuto 50 con un remate forzado de Guerrero. Con un 0-2en el marcador los australianos se pusieran más las pilas en ataque para intentar disminuir la diferencia en el marcador.

El seleccionador australiano, Van Marwijk, decidió meter en el campo al máximo goleador con Australia, Cahill, y a su jugador más joven, Arzani, para ver si eran capaces de revolucionar el encuentro, pero no fue así. Los peruanos se mostraron sólidos atrás y a pesar de tener un cómodo marcador, que no volvió a cambiar, cuando tenían la ocasión de generar peligro lo intentaban.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre