El ministro de interior del Gobierno de Merkel, Horst Seehofer, ha anunciado en una reunión de su partido, la Unión Socialcristiana (CSU), la intención de dejar la cartera de Interior y como presidente de la formación por sus diferencias con la canciller Angela Merkel en la política migratoria. Las diferencias entre la Unión Socialcristiana bávara y la Unión Cristianodemócrata (CDU), en política migratoria,  han provocado una de las mayores crisis que tiene que afrontar la canciller alemana en los 12 años que lleva al frente del ejecutivo

Seehofer ha hecho pública su decisión en una reunión en Múnich con la cúpula de la CSU en la que se decidía si el acuerdo sobre inmigración, alcanzado por Merkel en la cumbre europea, satisfacía sus exigencias, o si cumplía su amenaza de cerrar unilateralmente las fronteras a los inmigrantes registrados ya en otros países europeos.

Seehofer “quiere dimitir de su puesto de ministro y de presidente del  partido” porque considera que “no tiene el apoyo” necesario.

Varios miembros del partido han tomado después la palabra para disuadirle de la decisión. Según medios alemanes, Seehofer aseguró en el encuentro que los acuerdos del Consejo Europeo eran insuficientes y sus efectos no podrían compararse con lo que se conseguiría cerrando la frontera alemana a los inmigrantes registrados ya en otro país europeo, que era su propuesta.

Sin embargo, Merkel consideró poco antes en una entrevista en la televisión pública ZDF que lo obtenido en Bruselas el viernes tenía “efectos equivalentes” a la medida unilateral que proponía la CSU.

A pesar de la dimisión de Seehofer todavçía está pendiente de conocerse la postura definitiva que va a adoptar la CSU en este asunto: si se alineará con el partido de Merkel o si cumplirá su amenaza de cerrar las fronteras. De decantarse la CSU por la confrontación directa con la canciller, la coalición de gobierno podría romperse y Merkel quedaría en minoría.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre