El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anticipado la noticia en el Congreso de los Diputados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy en el Congreso de los Diputados que está convencido de que cuando pasen estos quince días de prórroga, habrá que solicitar otra más. Y es que, el próximo 26 de abril la situación todavía requerirá de medidas de confinamiento.

Contrariamente a lo que ayer planteaba la ministra Calviño, que fue inmediatamente desmentido por el ministro Illa, la normalidad no va a volver el 26 de abril. Es más, según un informe que se presentó hace un par de semanas por expertos de la Generalitat de Cataluña, es probable que a finales de abril se produzca un nuevo repunte en infecciones y muertes por COVID-19.

Además, durante el día de ayer, expertos europeos señalaron también el peligro que se corre si las medidas tomadas de protección ante el COVID-19 dejan de tomarse de una manera demasiado rápida. Y hacían una advertencia muy seria: el riesgo de avivar la llama sería de graves consecuencias.

“Estoy convencido de que dentro de quince días voy a tener que volver a prorrogar el decreto de estado de alarma” porque para entonces “ho habremos puesto fin a la pandemia”, ha afirmado el Presidente del Gobierno.

Unas declaraciones que van precisamente en la línea de lo que se está señalando ya desde países vecinos como Francia, Portugal, o Italia, que a pesar de llevarnos dos semanas de adelanto en el brote, ya ha anunciado que no sabe cuándo terminarán las medidas de confinamiento. Y ni siquiera saben decir si para el verano se podrá retomar algún tipo de actividad.

En cualquier caso, los expertos ya han explicado en reiteradas ocasiones que, a partir del momento en que se produzcan catorce días seguidos en los que haya más número de recuperados que de infectados, se podrán empezar a tomar medidas suavemente, para desmontar el estado de alerta. Esto requerirá que tengamos en mente que pasarán varios meses hasta que podamos pensar en ir a un concierto, o a un lugar donde haya mucha gente.

¿Y por qué no haber decretado un estado de alarma que durase un mes o dos?

Sánchez ha querido aclarar esta duda, que después de dos prórrogas es lógico que nos planteemos. Y es que, el presidente ha querido explicar que si hubiera decretado un estado de alerta de un mes, la oposición le habría acusado de saltarse al Parlamento, de intentar evitarle, y que por eso, prefiere renovar cada quince días la decisión atendiendo a las necesidades de cada momento. Además, según ha explicado también anteriormente, se trata de no sentar precedentes, para evitar que puedan establecerse estados de alerta de más de quince días de golpe.

Ha manifestado que se está produciendo un debate en el seno del ministerio de Sanidad: sobre si el confinamiento ha de durar hasta mayo o hasta junto. Y según Sánchez, los expertos dicen que los contagios se están produciendo, principalmente, dentro de los domicilios y no en la calle.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre