El Ejecutivo de Rajoy tiene prisa porque se forme Gobierno en Cataluña. Prueba de ello es que ha decidido no recurrir la delegación de voto de Puigdemont y Comín para dar prioridad a que se pueda elegir a un President de la Generalitat.

Así, el PP renuncia por ahora a abrir un nuevo frente judicial y, en lugar de presentar ante el Constitucional un recurso contra la delegación de voto aprobada ayer en la mesa del Parlament, prefiere facilitar que se forme un nuevo Ejecutivo en Cataluña, surgido de una mayoría independentista, para poner fin a la intervención del Estado en Cataluña a través del artículo 155 de la Constitución.

Y es que así la pelota queda en el tejado de los soberanistas. Porque el tiempo corre ya en contra de JxCat y ERC, que necesitan un líder que de verdad pueda, sin cargas carcelarias o de exilio, tomar posesión como president de la Generalitat.

El nombre de la mano derecha de Carles Puigdemont, Elsa Artadi, y portavoz de JxCat, vuelve a tomar fuerza entre los posibles candidatos y hasta, aunque aún no esté confirmado, podría contar con el respaldo o la abstención de la CUP, que siempre ha defendido que su candidato es Puigdemont.

 

El peor escenario

Artadi, como ERC, quiere evitar el peor escenario posible: investir a Puigdemont y que luego Alemania lo extradite a España acusado de rebelión. Pero como los calendarios se solapan —dos meses de juicios en Alemania y dos meses hasta finales de mayo, cuando vence el plazo para repetir elecciones—, Elsa Artadi prefiere un candidato alternativo.

ERC, según ha podido saber Diario16, cree que el peor escenario posible sería acudir a unas elecciones y mira con preocupación hacia la decisión de Jxcat.

Parece que, por primera vez desde el inicio del procés, todos –soberanistas y constitucionalistas- persiguen el mismo objetivo: evitar nuevas elecciones.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre