Un matrimonio confinado por orden de la autoridad sanitaria a causa del COVID-19 ha comunicado a la Asociación contra la Corrupción y en Defensa de la Acción Pública (ACODAP) que fueron citados el día 4 de junio “por un varón que acudió a nuestro domicilio afirmando ser del juzgado de paz y aseverando verbalmente que el 8 de junio tendríamos que acudir a un indeterminado juzgado de Guadalajara”, afirmaba indignado el esposo de esta pareja que prefiere mantener su anonimato por haber sido víctimas de represalias (han llegado a denunciar incluso presuntas tentativas de homicidio) como respuesta a sus investigaciones y denuncias, interpuestas por casos graves de corrupción urbanística y medioambiental. Esos juzgados se encuentran a unos 60 kilómetros de su domicilio, situado en una zona de la Alcarria, en despoblación y deficientemente comunicada por el transporte público que deberían utilizar.

El esposo, que es asociado de ACODAP, ha venido sufriendo desde hace años duras REPRESALIAS que están prohibidas por el art.21 de la directiva UE 1937/2019. A pesar de esto, la esposa sigue siendo acosada y amenazada desde hace años.

Este matrimonio ha remitido a ACODAP una copia del email enviado al CGPJ, la Fiscalía General del Estado, la Fiscalía local, la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, el Ministerio de Justicia y otros organismos públicos, en el que piden “que se informe a los Decanato y juzgado de guardia de Guadalajara para que conozcan estas circunstancias y se opongan a las posibles REPRESALIAS que se pudieran ejercer contra nosotros”.

ACODAP ha comunicado a Diario16 que está estudiando las medidas legales penales que deben tomarse contra los inductores y colaboradores de esta intolerable represalia que vulnera los derechos fundamentales del matrimonio de denunciantes y alertadores de corrupción.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre